28 agosto, 2015

From Law Large Numbers to Chaos Big Data

From Law Large Numbers  to Chaos Big Data
(De la Ley de los Grandes Números a l Caos de los Grandes Datos)

A) La Sociedad disciplinaria.
Las masas, bien ordenadas y disciplinadas  (Foucault) en torno a un aparato de Estado.
El cuerpo social compuesto por órganos funcionales, es el Estado y con sus instituciones de todo tipo. Instituciones que encierran en lugares cerrados, como en cajonera y sus cajones, a los ciudadanos: la escuela, la fábrica, el hospital, el asilo....
http://es.slideshare.net/Ed_y_pedagogia/la-escuela-en-el-cuerpo-2009

  Toda una taxonomía social, que se convertirá en una taxidermia institucional.  Y asociado a este paisaje político, se revela en el fondo del inconsciente social, una psicosis paranoica: la guerra fría, el enemigo exterior, el enemigo revolucionario del orden social, el enemigo público número uno.  El resistente, el revolucionario, el subversivo, el artista maldito….Todo habrá de caer en el cesto de la masa estandarizada. El panóptico es el poder del Estado (Bentham)

 La obsesión por el valor medio y la mediana, viene de lejos (ver mi post sobre los tórax de los soldados). La sociedad debe enmarcarse o limitarse en un área de mínima desviación estándar.  La estadística de la distribución Z-Normal, se expresa como campana de Gauss. Campana que cubre el cuerpo social. La normalización de los productos y de la producción social. La estandarización de la Economía se desarrolla a través del fordismo, del taylorismo y por fin del toyotismo.  Estamos en la sociedad gobernada o regida por la Ley de los Grandes Números.

La obsesión como neurosis, es la de la estandarización. Pero con ella, viene asociada una psicosis paranoica fundada sobre la idea de seguridad y su opuesto: el sujeto peligroso para el sistema. El marco científico es el de los sistemas cerrados y bien separados por la frontera, de un entorno hostil. El Sistema orgánicamente se conforma como estructura funcional donde cada órgano, departamento, sección cumple una función específica. La estructura además, vive en un equilibrio estático aislada de su entorno peligroso. El proceso temporal de la estructura espacial, no es otro que el del círculo cerrado. Círculo de la rotación, de mercancías en dinero (marxismo), de letras en liquidez (Smith), es un círculo de rotación fenoménica basado en la rotación de Eros: la prima vera. La naturaleza marca el ritmo de giro de las veces o vueltas, la primera de ellas es: la prima vera. Y el capital se adapta a esa rotación estacional de las cosechas, de las vendimias y de  los ciclos naturales de nacimiento de reses y ganado. Las ferias comerciales son las horas que marcan el rotar del año.  El capital es circulante y por lo tanto, es líquido. El capital se debe al círculo de la liquidez (NOF financiera dependiente de los períodos de maduración económico y financiero). El capital líquido madura, con las estaciones, como los frutos de la Naturaleza, o las crías del ganado. La economía está orientada a este tiempo circular, de rotación y de maduración de la producción. La economía orientada a una oferta de producción en el mercado.  El lugar central de la economía, es el taller del artesano y más tarde, la industria como espacio cerrado de fabricación de mercancías, que se debe al rotar del capital líquido. La empresa es una organización dedicada a producir, configurada como estructura funcional o departamental y los sistemas de gestión económica evolucionan en la línea de los planes de producción: MRP, sistemas de calidad i desviaciones igual a cero (las sigma japonesas) y luego desemboca en el desarrollo informático de los ERP. En cuanto al mercado, la Ley de Pareto, dice aquello de que el 20% de los sujetos (productos, clientes,...) genera el 80% de los sucesos (ventas totales, beneficios,....)

B) La Sociedad de Control.
Y las masas se convirtieron en manadas. Y los desfiles marciales, en estampidas animales.


La empresa ahora será una organización de control: el controlling como ejemplo representativo de la operación de gestión en la empresa. Respecto al mercado, qué pasa con el resto de oportunidades del mercado que quedan fuera de ese 80% de Pareto. Estamos en la zona de las colas de la distribución de la campana de Gauss,  llamadas “long tail”, porque se alargan asintóticamente en el eje horizontal. Pues se cree, a partir de AMAZON,  que estas colas marginales de la distribución pueden representar hasta un 50% de las ventas.


Esto parece indicar, que lo freak, lo raro, lo fracasado, aquellos productos que no son de éxito, ni de masas, puede sin embargo tener tanta potencia que puede generar el 50% de las ventas en un mercado.  Lo marginal, lo “anomal”, lo propio del  ánade negro genera un espacio de sucesos exitoso y duradero.  Es como si los cisnes negros (“rarities”,  rarísimos o improbables) supongan en realidad, “otra realidad” paralela que constituye las colas o los extremos,  suponiendo de un 30% a un 50% de lo probable. Los fanes, los seguidores raros de una marca, de un producto, de un servicio, de un micro-segmento son especialistas profesionales del consumo de ese ámbito. Y serán también los más fieles. Los raros, son los fieles. La fidelidad de los clientes esta en las colas de la distribución del mercado. De modo que aquí también, en cuanto la estrategia de marketing y posicionamiento, la empresa se desprende de las teorías de los grandes números (en este caso, la Ley de Pareto).

Entramos de llenos en la Estadística de lo anormal, de lo que se sale de la distribución Z-Normal (Gauss). Aparece un mundo lleno de posibles cisnes negros (Taleb). Ahora la obsesión por la estandarización se torna en histeria. La neurosis social  ahora ya no es obsesiva sino histérica. Es la histeria de lo excepcional de lo “fanérico”. De aquello jamás visto, de lo imprevisible: del acontecimiento en letras mayúscula. El modesto y regularizado “suceso” se ha convertido en excepcional  y vistoso “acontecimiento”. El acontecimiento, toma otros nombres, por ejemplo el de “crash”, el de “accidente” (Paul Virilio), el acontecimiento como cascada exponencial (Mandelbrot).


Esta histeria sobre el acontecimiento excepcional, va acompañado de una fase más aguda psicóticamente: la psicosis esquizofrénica.  La sociedad es la consciencia del riesgo como colapso global (nuclear, ecológico, económico..).  La sociedad del riesgo (U. Beck) ya no es líquida (Z. Baumann) ni tan siquiera gaseosa (E. Rillo) sino que toma el estado de plasma. Como la naturaleza que toma el capital, en los mercados financieros en tiempo real.  Aunque el marco teórico-científico es el descrito por los sistemas autopiéticos en perpetuo desequilibrio o equilibrio dinámico (Talcott Parsons, Niklas Luhman, Maturana..). Sistemas que ahora son representables mediante estructuras escalables (se hacen mayores y más complejas constantemente) y el propio sistema debe sobrevivir a su exceso de complejidad.  Las estructuras escalares, producen procesos de complejidad  y exponencial mientras mutan de escala. Los procesos en los que se ven integrados son de tipo espiral o amónico, ya no circular ni rotacionales. El capital ya no es rotación, función de la liquidez sino espiralización generada por  la naturaleza gaseosa  y de plasma. Se fractalizan estos procesos exponenciales, como en los mercados financieros (Mandelbrot). La Naturaleza ya no es la de Eros como principio de rotación estacional, sino que ahora la Naturaleza como modelo es la de fractalidad con tiempo espiralizado.  La llamada Economía “real”, ahora  ya no produce productos  sino que vende servicios a un público objetivo. El Márketing ha sustituido a la producción como cabeza central de la empresa que guía su estrategia general. Las tendencias del consumidor han de ser rastreadas y monitorizadas como las acciones y sus operaciones en las bolsas.  Pero las conversaciones necesitan de algo más que programas de cálculo estadístico, no hay números sino palabras y conceptos. La empresa cuyo cerebro es el departamento de Márketing, está inmersa en una “gran conversación”: la internet y las redes sociales. La empresa es pues una red de relaciones donde el sistema se confunde con el entorno. El sistema es abierto y no tienen fronteras.  La sociedad es un mercado que conversa, y genera relaciones y datos. Esos datos se recogerán en una cesta madre: la gran BBDD del Timeo posmoderno.  La gran Chora, es la gran BBDD. La sociedad es una gran BBDD. Los sistemas de gestión informáticos incluyen entonces la “R”, de Relationship: CRM, e-CRM y Social-CRM. No solo en gestión del Márketing  sino en gestión integral de relaciones operativas y logísticas (Supply Chain RM). 
Fuente propia:
La Sociedad ahora ya es la BBDD y la gestión de la polis es la gestión de la base de datos social. La política se ha convertido en una técnica informático-estadística. Del censo romano, a la BBDD global.  Del Imperio romano al imperio de Google. 


Donde cada ciudadano es un perfil de consumidor con sus historias particulares, sus búsquedas, sus conversaciones, sus compras, sus comentarios,…El ciudadano-usuario es el producto. No hay producto, el producto  somos nosotros.  Cada usuario, tiene su carpeta o documento donde se almacena su historia digital que sustituye a su historia biológica. Su huella ya no es biológica sino digital: es traza más que huella.  Las BBDD son orientadas a esos documentos que somos nosotros.  Son algo más que SQL (not only SQL). 
Somos datos no estructurados pero perfectamente localizables según la trazabilidad de nuestras huellas por la red. El arte de la clasificación clásica, la taxonomía, ha pasado a mejor gloria. Ahora ya no se nos ordena ni siquiera por relaciones entre atributos. La gran conversación, la gran polis es politizada desde la gestión informática y estadística de la BBDD. http://es.slideshare.net/FedericoAndrsOcampo/curso-completo-de-elasticsearch




 Gracias a los algoritmos, que permiten gestionar la acumulación escalante de datos y la respuesta online en la búsqueda y filtrado de información. Los datos entran a “alta frecuencia” como las ordenes en el mercado financiero. El control de la BBDD, hace de la sociedad, la sociedad-del-control. Donde la política está regida por el monarca algoritmo. La algocracia es la Sociedad-de-Control. A partir de ahora, el que no sepa gestionar BBDD ni interpretar conjuntos enormes de datos en modelos estadísticos no-normales, será como el analfabeto que no sabía leer o escribir en las sociedades disciplinarias. Los matemáticos y los informáticos son la nueva nobleza negra que rodea al monarca en el reino de la Algocracia.
Recuerdo que un algoritmo es propiamente, un estructura algebraica  o logo-operacional construida a partir de una estructura-de-control  de flujos. Vivimos pues en la sociedad del control, cuya psicosis social es el riesgo del colapso. Sociedad gestionada como una BBDD donde el caos se pone bajo control gracias a estadísticos de cisnes negros y a ingenieros de sistemas. Es como yacer en la Chora del Timeo, sita en Chorasan (Edén persa) al ritmo de una fluidez que parece diabólicamente pensada para adormecer. ¡Si  Al-Kwarizmi levantara la cabeza!





No hay comentarios:

Publicar un comentario

rillenri@gmail.com