09 febrero, 2015

In finance, are you playing against God’s creatures?

Me preguntaba en el anterior artículo, sobre si el juego de la vida es como el juego de la bolsa.

Y lo hice a raíz de unas palabras del libro, escrito por el Quant (físico que analiza los patrones en la bolsa gracias a simulación con algoritmos) y directivo de GOLDMAN SACHS:  Dr. Emanuel Derman:  "In physics you are playing against God, and He doesn’t change His laws very often. In finance, you are playing against God’s creatures, agents who value assets based on their ephemeral opinions."

En otro artículo, me arriesgué a decir que los cabalistas del siglo XXI eran estos personajes llamados QUANT.

Ahora me reafirmo en dicha opinión. Si los emisores de deuda (básicamente Estados), los creadores de dinero-deuda ( principalmente Bancos Centrales) y los gestores de Fondos de inversión en mercados bursátiles, fueran los alquimistas del dinero electrónico convertido en lingote de oro, los cabalistas serían sin duda estos Quants (científicos de la codificación y los patrones ocultos).

Leyendo esta vez a John Allen Paulos, de su libro "Un Matemático invierte en la Bolsa", recojo enunciados tan sintomáticos como estos:


  • "La Explotación de los Datos, el uso de bases de datos sobre inversiones, acciones y datos económicos en busca de alguna indicación sobre la efectividad de esta u otra estrategia, es otro ejemplo de que una pesquisa de alcanze limitado puede dar lugar a resultados decepcionantes".

(Aquí cuando Paulos habla de "alguna indicación", realmente se debe entender por "Señal". La "señal" como entidad ontológica del capitalismo financiero. La "señal" en un oceáno de códigos. La señal de la que hablé en mi libro sobre "Semiótica del Capitalismo".)


  • "Sobre la base de los trabajos del economista Frank Rampsey, algunos matemáticos han demostrados recientemente una serie de teoremas sobre el carácter inevitable de algún tipo de orden en los conjuntos grandes. Los defensores de dichas reglas no se diferencian gran cosa de los que creen en la existencia de códigos ocultos en la Biblia".
(Los matemáticos que buscan patrones en el océano de los valores históricos, són los nuevos buscadores de códigos entre los textos del Pentateuco. Es decir un tipo de cabalistas especial, de tradición hebrea en concreto)

  • "En relación a esta búsqueda de conexiones sin una orientación clara, el doctor David Leinweber pasó mucho tiempo investigando, los datos económicos contenidos en un CD elaborado por las Naciones Unidas (los años noventa) hasta encontrar que el mejor indicador del valor del índice S&P500 era_aquí se necesita un redoble de tambores_ la producción de mantequilla en Blangadesh..."
(No hay nada que comentar contra la mantequilla de Bangladesh, pero prefiero la del Cadí. Es interesante recalcar otra vez, el término conceptual fundamental: "indicador de valor", es decir una "señal" semiótica para comprender el código que configuran este sistema-de-valores (bursátiles))
  • "Como hemos visto, la psicología puede ayudar a entender los precios hasta cierto punto. Muchos inversores se interesan por el Análisis Técnico....que en realidad es un análisis de tendencias....donde la tendencia es un amigo, y hay pues que estudiar el impulso del mercado...y seguir a las masas".

(El análisis técnico, es en realidad un análisis de tendencias. Es decir de patrones probabilísticos. Es pura estadística. Y como recuerdo, según el Dr Cisne Negro (N. Taleb), la Estadística en el 90% de los casos, analiza esos movimientos con herramientas caducas del siglo de Leibniz por ejemplo). En este mundo, de las señales, los códigos y las Finanzas, las distribuciones pocas veces son Z Normales. Por otro lado, la masa marca tendencia y la tendencia debe ser adivinada. Eso es lo que creía un hombre tan famoso como mal comprendido (Keynes). Si las masas son distributivamente a-nómalas y anormales (no Z standart) entonces debemos hablar de manadas-de-pánico y no de masas-de-miedo. Y las manadas son como granos de polen en suspensión: caminos pseudo aleatorios y aleatorios puros como el caminar de un borracho).

  • "La jerga matemática del análisis técnico pocas veces se traduce en una teoría coherente...podemos empezar con la Teoría de las Ondas de Elliot (1939)....En honor a la verdad puede decirse que la teoría de las pequeñas ondas dentro de otras más grandes, pero con la misma estructura, parece un anticipo de la nocion fractal del Dr. Benôit Mandelbrot, mucho más elaborada...."
(Entonces, el Análisis técnico se basa fundamentalmente en hacer de Dios. ¿En qué tiempo estoy dentro de un Tiempo más grande que me contiene? es decir, en qué punto del proceso escalante del tiempo me debo situar para comprender la fase del proceso fractal en la que se encuentra el valor actual. Toma ya ! mi venerado Mandelbrot, ha tardado en salir en el libro de Paulos apenas 56 páginas).
  • "Para muchos por supuesto, la parte más atrayente de esta teoría es el misticismo matemático que se asocia normalmente a la secuencia de números de Fibonacci...algunos ejemplos naturales de sucesiones de Fibonacci, los proporcionan las espirales que pueden verse sobre los ammones, la piñas...y como insisten los entusiastas de la teoría de Elliot, las ondas y los ciclos del mercado bursátil."
(Fibonacci hace que el análisis técnico de Elliot y otros colegas posteriores, sobre los valores financieros en mercados bursátiles, una mística parecida a la que realizaban aquellos cabalistas de la Edad Media y luego aquellos artistas del Renacimiento. La mística es financiera, ya se lo dije. Todo en lo financiero es espiral como una piña de pino en la mano de Sabathio, mientras que todo en lo producctivo (mercancía marxista y letras de Adam Smith) es circular como Eros y las cuatro estaciones).

Bien vuelven a converger, la Naturaleza de una piña o de una concha marina, con el Análisis de los mercados financieros integrado por criaturas de Dios.

Ver una vez más el esquema de la Teoría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

rillenri@gmail.com