09 abril, 2013

De la metalurgia del oro a la semiurgia del bitCoin.

... De los yacimientos de oro y plata con los que se hacían los lingotes (bullion) y las piezas monetarias metálicas del capital monetario sólido, hasta la minería de bites manifestada en el bitcoin (capital monetario plasma).

No quiero entrar como un elefante filosófico en una cacharrería de economistas, dentro la discusión técnica que dos grandes economistas (Sala-Martín y J.R. Rallo) están manteniendo actualmente acerca de si es una burbuja o no el fenómeno del Bitcoin...pero sí puedo aspirar a entender qué está pasando...

Se ha establecido una analogía entre  la minería propia del universo metalúrgico y la minería del mundo semiúrgico. De las entrañas de la tierra hasta las entrañas de la información. Es lo que marca la sustitución del capital-tierra por el capital-información o el paso de una economía del símbolo a una economía del signo asimbolizado en tanto simulacro.

El bitcoin, ha sido precedido de otros experimentos como el de aquel grupo argentino que probó la moneda virtual en su comunidad "V", o el de la estrategia de difusión de información anónima (Anonymus). Por algo ha sido llamado también "cryptomoneda" (BitCoin CryptoCurrency).

Bitcoin guarda relación con la minería de datos que simula la minería de los metales.
De la metalurgia a la semiurgia. La moneda metálica primero, luego convertida en papel-moneda, ahora se convierte en moneda-electrónica.

En mi libro "De la metalurgia a la semiurgia", explico que la última fase o estadio monetario consiste en una moneda-electrónica, un simulacro (de cuarto orden) en la estructura por fases del capitalismo. Simulacro monetario del capital-plasma.

Pero esta moneda-electrónica es un instrumento de control estatal (y de fiscalización) sobre la economía de los individuos: "en el futuro llevar dinero físico en el bolsillo será algo ilegal".

Cómo hacerse anónimo...¿Cómo solventar o escapar, a modo de línea-de-fuga del control financiero-fiscal de la pinza Estado-Bancos (cómo escapar a un password que es una palabra-cifrada vinculada a un DNI, en todo cajero electrónico)?

A través de una moneda electrónica criptografiada: el bitcoin. Línea de fuga del sistema de control fiscal y bancario: ya no hay que depositar dinero-electrónico en los bancos sino en la nube. Des-territorialización (que se escapa del territorio-fiscal-delEstado porque no ni es controlada por el Fisco, ni es emitida por ningún Banco Central o ninguna Reserva Federal) de una moneda des-referencializada (no guarda relación directa ni con metal precioso, ni con la economia productiva, sino que es puro simulacro de valor, es pura semiurgia).

El bit-coin no es puede ser considerado como "activo monetario" sino como "activo financiario" por cuanto no cumple tan siquiera la función de moneda como signo de cuenta, más bien su función principal es se un simulacro-financiario de valor: En realidad no es una moneda-de-cuenta sino un activo financiario del capital-plasma (ni siquiera es activo financiero, del capital-gaseoso), ya que  los especuladores en bitcoins, son fundamentalmente: hedge funds.


En realidad, estamos ante un sistema de especulación financiaria y plasmática:

"Financial traders have a new toy: Bitcoin, a digital currency variously dismissed as a Ponzi scheme or lauded as the greatest invention since the Internet."



¡El bit-coin es una moneda irreal (que no existe) pero que se aprecia un 29.800 %! :

"Tampoco la emite ningún banco central, ni privado, ni nada: sólo un ordenador. Finalmente, no se sabe quién la ha hecho. El nombre de su presunto creador, Satoshi Nakamoto, es ficticio".

Ni la emiten los bancos privados, a través de su concesión de créditos sin respaldo en depósitos, ni tampoco la emiten los bancos centrales a través de sus emisiones inorgánicas...entonces quién la emite o ¿quién la crea desde la Nada?....

Se crea automáticamente a través de un programa informático....o un algoritmo matemático... Se trata de una expansión monetaria de carácter plasmático: puro Capital-plasma.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

rillenri@gmail.com