31 octubre, 2012

Una economía situacionista.

Decía G.Debord en su película maldita, que "Precisan comprar mercancías y todo está hecho de tal modo (panorámica descendiendo sobre una fachada, hasta un automóvil que sale de un parking subterráneo), que no pueden entrar en contacto con nada que no sea mercancía." Frase que recuerda en demasía, a la simulación como fenómeno ontológico y semiúrgico en el mundo de la moda y la publicidad, ya denunciado posteriormente por  Baudrillard.

Y Guy continua... "Pero en lo que su situación económica más precisamente se parece al particular sistema de peonaje, es en el hecho que este dinero en torno al cual gira toda su actividad no se les permite ni momentáneamente manejarlo. No pueden hacer otra cosa que gastarlo, recibiéndolo en cantidades demasiado pequeñas para poder acumularlo. Y se ven obligados, a fin de cuentas, a consumir a crédito". Y estamos esta vez, ante la simulación del consumo-a-crédito, que en origen es la simulación-del-dinero-a crédito.

Pero además, su situación económica es una economía-de-situación, en este caso. Puesto que más adelante se enuncia el fundamento: "Está por hacer una ciencia de las situaciones que recoja elementos de la psicología, las estadísticas, el urbanismo y la moral. Estos elementos deberán contribuir a un objetivo absolutamente nuevo: una creación consciente de situaciones." Y ¿no es esta  Economía de las primas (riesgo de los Estados), de las vecinas (valores de las acciones), las sobrinas (burbujas especulativas), la Economía de las Situaciones?

La nueva Economía es la Economía Situacionista, que crea mundos con parámetros numéricos de tipo psicológico-conductual (pánico en los mercados), estadístico-matricial (software de simulación bursátil), urbanístico-hipotecario (burbuja inmobiliaria) y ético-moral (desde el relativismo pedagógico).

La Ciencia económica, hoy en día, ni positiva ( en el sentido de positivista), ni política (social), sino situacionista. Ni tan siquiera es el Ciclo (económico) la unidad elemental del devenir temporal económico, hoy en día la Economía es de la Situación. Y la Situación, ni está ahí como un hecho-dado objetivo (teoría científica y positivista), ni es creada por una Sociedad (constructivismo social), sino que la Situación nace como creación semiúrgica de los sistemas-de-simulación generados por los códigos digitalizados.


NOTA:


  1. " No obstante la concepción científica de los utópicos no se extiende a este conocimiento de que los grupos sociales tienen intereses en una situación existente, fuerzas para mantenerla, y también formas de falsa conciencia correspondientes a tales posiciones. Queda muy retrasada respecto a la realidad histórica del desarrollo de la ciencia misma, que se ha encontrado en gran parte orientada por la demanda social derivada de tales factores, que selecciona no solamente lo que puede ser admitido, sino también lo que puede ser investigado. Los socialistas utópicos siguen prisioneros del modo de exposición de la verdad científica, conciben esta verdad según su pura imagen abstracta, tal como les había sido impuesta en una etapa muy anterior de la sociedad. Como subrayó Sorel, los utópicos piensan descubrir y demostrar las leyes de la sociedad sobre el modelo de la astronomía. La armonía a la que aspiran, hostil a la historia, deriva de un intento de aplicación de la ciencia a la sociedad menos dependiente de la historia. Intenta hacerse reconocer con la misma inocencia experimental que el newtonismo, y el destino feliz constantemente postulado "juega en su ciencia social un papel análogo al que le corresponde a la inercia en la mecánica racional" (Materiales para una historia del proletariado). El aspecto determinista-científico en el pensamiento de Marx fue precisamente la brecha por la cual penetró el proceso de "ideologización", todavía vivo él, y en mayor medida en la herencia teórica legada al movimiento obrero. La llegada del sujeto de la historia es retrasada todavía para más tarde, y es la ciencia histórica por excelencia, la economía, quien tiende cada vez en mayor medida a garantizar la necesidad de su propia negación futura... De su libro de referencia: "La sociedad del espectáculo". Crítica al materialismo mecanicista-newtoniano de Marx. En línea con la crítica de Althusser y su nueva propuesta (materialismo de la lluvia epicúrea).
  2. Hay que destacar también el concepto de "masa tonta" o "inerte" o "inercial" que destaca Debord cuando habla del materialismo de Marx.

Nota a posteriori


No hay más espectáculo que el social. No hay sociedad que no sea espectáculo. Pero ... no en el sentido de Debord, sino un poco más allá o más acá del propio Debord. Pensemos en la pareja "contextural" Althusser-Debord y su críticas al marxismo...entonces se podría matizar que tanto la sociedad especular como la sociedad del espectáculo son lo mismo.


  1. Es Especulativa por cuanto es una relación dialéctica mediada por un espejo aunque sea roto: la lucha de dos clases sociales. 
  2. Pero es espectáculo por cuanto también está hecha para ser contemplada desde el patio de butacas. La dialéctica se observa desde el patio de butacas, y surge la conciencia histórica como proceso dialéctico hegeliano, en el sentido objetivable. La conciencia histórica está sentada en el anfiteatro admirando el espectáculo especular de la lucha de clases.


Ahora bien, Althusser y Debord debieran haber pensado que más se ajusta a su pensamiento, el pensar en una sociedad-de-la-experiencia. La experiencia (en sentido cool "Xperience") es lo que define otra fenomenología que no puede ser tildada ni de especular (dialéctica marxista) ni de espectacular (la sociedad de Debord); se trata más bien de una sociedad-Xperience donde:

  1.  no hay patio de butacas, no hay butaca donde sentarse (la Conciencia, histórica), todo es escenario que agrupa al actor y al imposible ya espectador del espectáculo..ya no hay espectáculo sino experiencia-vivida sin Conciencia. 
  2. Ya no hay tampoco especularidad, pues la dialéctica hegeliano-marxista se ha disuelto en los modelos de simulación.


De modo que a la "Especularidad" social se contrapone ahora la Simulación informacional. Y a la Espectacularidad social se le contrapone la Xperience social. (experiencia no positivizada sino vivenciada)..Xperience.

Cuando me refiero  a la Xperience...quiero decir algo semejante a lo que se detalla aquí:
http://www.nosolousabilidad.com/articulos/experiencia_del_usuario.htm
http://www.thecustomerexperience.es/download/es/eBook_CustomerExperience.pdf

La Xperience está asociada al concepto de "emulación"(...de sensaciones).
Doble articulación de lo (neo)social compuesta por:
- Simulación e Información= HyperReality
- Emulación e Usabilidad =XPerience

Ya se oye por ahí, decir que el Perfil de Customer Experience Management será uno de los más demandados en el mercado de trabajo.

Ver también: http://cemforum.ovumevents.com/agenda-at-a-glance


2 comentarios:

  1. Apuntes: no hay más espectáculo que el social. No hay sociedad que no sea espectáculo.
    Pero ... no en el sentido de Debord, sino un poco más allá o más acá del propio Debord. Pensemos en la pareja contextural Althusser-Debord y su críticas al marxismo...entonces se podría matizar que tanto la sociedad especular como la sociedad del espectáculo son lo mismo. Especulativa por cuanto es una realción dialéctica mediada por un espejo aunque sea roto: la lucha de dos clases sociales.
    Pero es espectáculo por cuanto también está hecha para ser contemplada desde el patio de butacas. La dialéctica se observa desde el patio de butacas, y surge la conciencia histórica como proceso dialéctico hegeliano, en el sentido objetivable. La conciencia histórica está sentada en el anfiteatro admirando el espectáculo especular de la lucha de clases.

    Ahora bien, Althusser y Debord debieran haber pensado que más se ajusta a su pensamiento, el pensar en una sociedad-de-la-experiencia. La experiencia (en sentido cool "Xperience") es lo que define otra fenomenología que no puede ser tildada ni de especular (dialéctica marxista) ni de espectacular (la sociedad de Debord); se trata más bien de una sociedad-Xperience donde no hay patio de butacas, no hay butaca donde sentarse (la Conciencia, histórica), todo es escenario que agrupa al actor y al imposible ya espectador del espectáculo..ya no hay espectáculo sino experiencia-vivida sin Conciencia. Ya no hay tampoco especularidad, pues la dialéctica hegeliano-marxista se ha disuelto en los modelos de simulación.

    De modo que a la Especulación social se contrapone ahora la Simulación informacional. Y a la Espectacularidad social se le contrapone la Experience social. (experiencia no positivizada sino vivenciada)..Xperience.

    ResponderEliminar
  2. Nota: cuando me refería a la Xperience...quiero decir algo semejante a lo que se detalla aquí:
    http://www.nosolousabilidad.com/articulos/experiencia_del_usuario.htm
    La Xperience está asociada al concepto de "emulación"(...de sensaciones).
    Doble articulación de lo (neo)social compuesta por:
    - Simulación e Información= HyperReality
    - Emulación e Usabilidad =XPerience

    ResponderEliminar

rillenri@gmail.com