20 noviembre, 2009

El porqué de este Blog. La Filosofía y la Gestión de empresa

El motivo de comenzar un blog como éste, no es otro que recopilar información en forma de artículos, así como páginas web-blogs, que traten y piensen acerca de la intersección que habita entre dos mundos aparentemente tan separados: la filosofía y los negocios (y en particular las empresas).

En tiempos de Crisis, tal como el término Krisis indica, es necesario retomar el juicio. Hacerse un lugar en el día a día, para repensar tanto el mundo que nos rodea (el mercado) como a nosotros mismos (la empresa).

Del griego κρίσις, derivado del verbo krinein que siginifica "separar" en el sentido de "desmenuzar", tomando el sentido moderno de lo que sería una metodología analítica, es decir del análisis. Desde la medicina más antigua, Hipócrates nos habla de krisis en tanto momento álgido de la enfermedad. Pero según el historiador Heródoto, la Krisis es el momento de la elección, de la elección decisoria y decisiva. Plutarco en su relato sobre el gran gestor de la ciudad espartana, Licurgo, hablará de la Krisis en tanto "juicio verdadero".

Los momentos o etapas de crisis, implican pues dos conceptos fundamentales: Analizar y Decidir. En este sentido se dice habitualmente, que la crisis es un "momento para la oportunidad". Y ustedes pensarán, ¿no es lo que hace cotidianamente un gestor de empresa, sinó analizar y decidir contínuamente?

Sí, o así debería de ser. Pero la diferencia fundamental o el matiz si quieren no despreciable, es que en tiempos de Krisis, se ha de analizar y decidir no en función del día a día, sinó de un horizonte más lejano en el tiempo. El término Krisis implica de por sí, una situación de cambio de tendencia, de cambio de paradigma, de cambio de sistema que afectará no solamente en el día a día del presente ejercicio, sinó en el plan de desarrollo del negocio a medio y largo plazo. En Crisis, es cuando hay que replantearse el proyecto de negocio a medio y largo plazo y seguidamente decidir pensando. Ya esté la decisión orientada hacia una redifinición del viejo proyecto de negocio o por el contrario, iniciar una actividad nueva en otro sector.

En el caso de la crisis que nos ocupa, a día de hoy, debemos pensar que si se opta por el cambio de orientación debería enfocarse no hacia otros mercados (la crisis es planetaria), sinó hacia otros sectores u otros conceptos-del-producto/servicio, cuyo nivel de necesidad social o su ratio productivo de riqueza sea lo suficientemente alto, para dar larga vida a la nueva orientación del negocio.

No quiero extenderme más, y les dejo a modo de aperitivo los siguientes artículos para que ustedes mismos puedan ir reflexionando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

rillenri@gmail.com