24 diciembre, 2014

La era del verdadero Postfordismo, comienza con la Algocracia.

La era post-fordista se ha estudiado ya mucho, dentro de la teoría de la organización de empresa. Pero ahora, después del taylor-ismo, el toyot-ismo, etc, tendrá que comenzarse a estudiar qué fue aquello del "econometrismo algorista" o "algocracismo".

El econometrismo algorista o algocracismo empresarial no es otra cosa que el BIG DATA aplicado a la organización funcional de las empresas. Es la misma Algocrácia al servicio de la organización y administración de empresas... sistemas de BI, procesos de Big Data, etc.

Llegará el dia, en que de entre los diseños o tipologías de las organizaciones, se nos explicará que los diseños-en-trébol actuales, se metamorfosearon en las llamadas "organizaciones algorkráticas" (Al+Khor+Kratos, del àrabe el artículo i del griego-persa...lo demás) que significa: "el poder sobre la Chora" o el control sobre el caos.

Esto no es otra cosa que el diseño de una organización empresarial (con sus procesos y departamentos incluidos) mediante las potencias que suministran los algoritmos de cálculo. Algoritmos de cálculo obtenidos de programas como por ejemplo, pudiese ahora ser una versión del SAP HANA o un programa adaptado de los ya existentes usados para operar en los mercados financieros, para predecir terremotos, adivinar los movimientos del polen o de las mánadas de ñus, o de los cardúmenes, o incluso para simular escenarios de propagación de pandemias. Es decir para controlar cualquier movimiento, sea corrida o corrimiento, de todo tipo de multiplicidades llamadas manadas. Y eso incluye, tanto a las plagas de langostas como a los pánicos febriles y bursátiles, o a los "pásalo móvil-políticos" y hasta a los usuarios del tuiter, ese, con sus trending topic!



Con esta estadística de los pequeños números del caos (no de los grandes que simbolizan la distribución de Gauss) , se organizan grandes organizaciones a través no del poder, sino del control. No sólo las organizaciones, entendidas como sistemas abiertos y autopiéticos, sino también de los entornos salvajemente metamórficos o de los mercados con varianza infinita.

De las organizaciones de poder como lo fue la misma FORD, hemos pasado así a las organizaciones de control como lo es, la propia GOOGLE (la reina de los algoritmos). Y recuerdo ahora esa anécdota del gran Henry Ford:
Un día Henry Ford recorría su fábrica, todo orgulloso y meticuloso, allá en Detroit (por cierto ¿en qué se ha convertido la gran Detroit, hoy?), durante la visita de inspección que realizaba cada semana, se encontró un día en una habitación a unas siete u ocho personas en círculo, discutiendo acaloradamente entre mesas repletas de papeles, de los que muchos llenaban el suelo de esa ruidosa oficina.
En esos papeles habían escritos únicamente gráficas y fórmulas, y apenas unas frases enteras. Henry, el gran Ford, recogió uno de esos papeles del suelo y enseguida se dirigió a su ayudante: "¿Qué es esto?" le inquirió.  El ayudante, cariacontecido por el desorden de esa oficina, contestó presto: "Estamos en el extraño pero valioso departamento de Estadística".
A continuación, Henry volvió a preguntar: "¿Y qué parte del coche fabrica este departamento?"......... A la mañana siguiente, esa oficina fue desalojada.
Música para estudiar Estadística:

Nota a posteriori:

Ahora recuerden aquello del control de la multitud, sea ésta un cardúmen de peces, una población de ñus, un mercado de inversores, o hasta una bandada-de-pájaros. O en el caso que nos ocupa, una plantilla de personal que forma parte de una corporación empresarial. Pues ahora vean como el control sobre esas multitudes gracias a la estadística del algocracismo, ha de venir convenientemente acompañada de una nueva estrategia que dicen de "poder compartido" o cooperativo, para que así no se le vea el plumero! al Gran Ganso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

rillenri@gmail.com