08 agosto, 2013

Análisis filosófico-estadístico del concepto de "Utilidad".

Primero, debo remontarme a mis anteriores posts (3) agrupados bajo el título de "Austriacos y Keynesianos. El gusano libando la flor. Sobre la Utilidad marginal". En ellos, entre otras cosas, se dibujaba una nueva perspectiva del pensar sobre la idea de Utilidad. Y trataba de poner de acuerdo a las Teorías sobre el Valor y a sus respectivos conceptos de "Utilidad". Se trata de una tarea, a priori delirante, que tiene como objetivo entender integralmente, tanto la Teoría del Valor Objetivo (clásica) como la Teoría del Valor Subjetiva (neoclásica).

Pero no sólo eso, sino que también en este planteamiento se integra en un sólo sistema teórico:

1.- La Idea de Valor propia de la tradición filosófica clásica, cuando el valor es objetivista-ideal en tanto abstracción o concepto universal de la utilidad. Utilidad absoluta, en la que el representante o concepto de bien representa a todos los demás bienes iguales que él (iguales que el Modelo). Todas los martillos tienen así el mismo valor y la misma "utilidad". Que está definida por la "Idea", la esencia, sustancia, el concepto universal, su definición, su oussía, su naturaleza de la "cosa" (de la "cosa-en-sí", metafísicamente hablando)."De modo que si el ser-del-martillo "es", lo es para cualquier martillo por igual, en función de su semejanza al modelo ideal de "martillo". Esta idea se remonta a la Teoría de las Ideas de Platón.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
2a.- La Idea de Valor del pensamiento Moderno, a partir de la Teoría de Marx cuando el valor es de carácter objetivista-material, en tanto el valor nace de la relación "formal" inter-subjetiva o "social" a partir de un pensamiento materialista socializado fundado alrededor de la relación entre productores (capitalistas y trabajadores).

2b.- La Teoría de los Economista Neoclásicos , cuando el valor es de carácter subjetivista e individualista, en tanto la utilidad es una noción basada en la elección marginal del valor de un bien, desde el punto de vista de un sujeto que quiere satisfacer sus necesidades. Según una clasificación ordinal del mismo bien asociada a una escala de utilidad decreciente.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
3.- La Teoría del Valor como fruto del concepto de "utilidad marginal objetiva" no ideal como en los clásicos en el sentido de absoluta, sino utilidad-objetiva-diferencial. Es objetiva, pero bajo la Idea de proceso marginal de unidades  cardinales (iguales y que no tienen un orden de preferencia) .
---------------------------------------------------------------------------------------------------------
4.- La reciente Teoría del Valor, basada en la Teoría de sistemas complejos y de procesos caosmóticos, que podemos trazar su origen en la ciencia de la Econofísica y en la Teoría de los Fractales de Mandelbrot, entre otros.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hay pues cuatro grandes bloques, grupos, Ideas, sobre aquello que puede ser el "Valor" de un ente (un bien desde la Oikonomía/Economía) y sobre su correspondiente concepto de "Utilidad": Establezco ahora una correspondencia entre las 4 grandes Ideas que sobre el Valor y la Utilidad, he descrito anteriormente, y sus nombres o designaciones del tipo de Valor/Utilidad:

1.- VALOR DE USO o UTILIDAD ABSOLUTA. A la que le asignamos la Filosofía clásica desde los orígenes en Platón y su continuación que podríamos denominar Filosofía Idealista trascendente, puesto que "lo ideal" (en tanto Idea abstracta o generalización conceptual o Modelo inteligible) trasciende respecto a "lo material" (en tanto particulares concretos y materiales, como copias sensibles).
----------------------------------------------------------------------------------------------------------
2a.- VALOR DE CAMBIO-CERTIDUMBRE o UTILIDAD RELATIVA determinada por la Producción de bienes u Oferta de mercancías en tanto relación social del Trabajo. Podemos llamarle UTILIDAD MARGINAL del PRODUCTOR, manifestada en su resultado de la Ley de la tendencia decreciente de la cuota de ganancia industrial. A la que asignamos la Filosofía Moderna o Materialista desde los orígenes en Marx. Un Materialismo mecanicista, propio del Racionalismo de la Modernidad, que se explica el Valor de cambio como determinado por el Valor de Uso y por el Valor (valor temporal de producción). Esa determinación del valor final (expresado en el precio) es cuanto menos incierta o difusa, en la Teoría de Marx. Si bien se considera bajo la ortodoxia económica que el coste de producción en Marx es algo "objetivo". En realidad, esto es verdad y mentira. Lo importante en Marx, no es que al "valor" en tanto cantidad de tiempo-utilizado en la producción del bien, sea algo "objetivo". No es verdad!, es un trabajo-subjetivo o trabajo-vivo que se reconvierte en "valor objetivizado" en tanto "valor trabajo" que expresa una relación proporcional entre los tiempos-de-trabajo usados en las distintas mercancías producidas. Gracias a esa abstracción del valor-subjetivo, Marx conecta con la noción del "valor de cambio" en el mercado que es la que le devuelve aquel componente intersubjetivo de trabajo vivo (explotación) a todo el proceso de valorización.

2b.- VALOR DE CAMBIO-CERTIDUMBRE o UTILIDAD RELATIVA determinada por el Mercado de bienes o la Demanda de mercancías en tanto relación subjetiva e individualista del Consumo. Podemos llamarle UTILIDAD MARGINAL del CONSUMIDOR. A la que asignamos la Filosofía Moderna o Materialista desde la revolución marginalista de Menger y Jevons entre otros.

2a y 2b.-  Ambas pueden considerarse como "Utilidades subjetivizadas" y relativizadas:

2a.- La de Marx aunque es calificada vulgarmente como "objetiva", cuando en realidad sería inter-subjetiva o subjetiva-socializada, fundada sobre la Productividad-marginal del Capital que es el valor social de la producción y sus costes, expresada en la relación político-económica de la explotación capitalista (salario/plusvalía y cuota de ganancia del industrial). Esta tradición llevada al extremo gracias al álgebra lineal desemboca en el pensamiento de Sraffa y éste en el de Joan Robinson......pero aún así, la pregunta de Robinson queda sin contestar: ¿cómo agregamos las unidades de capital? . Un marxista no ortodoxo preguntaría ¿cómo se acumula el capital? Y se respondería que la acumulación se produce de dos modos distintos y complementarios. La acumulación originaria tiene dos fuentes: la propiedad de los medios de producción y la propiedad de los medios de financiación. Es decir, ¿bajo qué lógica teórica y especulativa nos vemos obligados a proceder a una operación de agregación de la multiplicidad en una Unidad o Agregado? Esta pregunta formulada en toda su intensidad epistemológica, ¡es una pregunta filosófica antes que económica! ¿Qué queremos hacer con la agregación? Añadimos unidades finitas y particulares, de capital-de-producción, para generalizarlas, alg-hebraícamente, en un agregado-Uno-General; o por el contrario nos atrevemos a agregar unidades singulares e infinitesimales del capital-de-financiación, para agruparlas como cálculo de la derivada y su límite en una Unidad-Universal. ¡Esa es la Cuestión! ¿Qué quieren usar los economistas, la herramienta del cálculo algebraico o la herramienta del cálculo infinitesimal y diferencial? Al pan, pan y al vino, vino. Al capital-de-producción: álgebra matricial y al capital-de-financiación: cálculo diferencial. Lo que no se puede intercambiar, solo se puede distribuir diferencialmente.

2b.-Por el contrario (o como complementaria a la de Marx) la de Menger sería subjetiva-individualizada o individualismo utilitarista), fundada sobre el Consumo marginal de la Renta. Esta tradición extrapolada conduce al pensamiento de Marshall.y su Teoría del Equilibrio parcial.

Tanto Monta, Monta Tanto, el par Marx-Sraffa-Robinson, como el par Jevons-Marshall y el último intento agónico de Samuelson. Ambas conceptualizacionles del mercado están encerradas en el círculo y circuito de la transformación de bienes líquidos en dinero y viceversa. El eterno retorno que determina la rotación de todo el proceso económico, y que hace encajar en los plazos, al capital de producción/consumo. (ver 7.-El tejido de la Teoría) La matriz algebraica que busca el equilibrio, ya sea de costes de producción, ya sea de precios de mercado.

Se ha reconocer, que uno de estos pensadores del VALOR  DE CAMBIO-CERTIDUMBRE, Joan Robinson, es distinto de los demás. Ella llega a decir en 1973:

"Durante los últimos veinte años he tratado de rastrear las confusiones y las falacias de las doctrinas neoneoclásicas corrientes hasta su origen en el olvido del tiempo histórico en la teoría del equilibrio estático de los neoclásicos, y al mismo tiempo de encontrar una opción más prometedora en la tradición clásica, revivida por Sraffa, que fluye de Ricardo a Marx, se diluye en Marshall y se enriquece con el análisis de la demanda efectiva de Keynes y Kalecki (......) Para los estudiantes serios yo tomaría el toro por los cuernos y empezaría desde el principio. (.....)Yo trataría los mercados y las leyes de la oferta y la demanda no sólo en términos de un equilibrio ideal ya alcanzado, sino también en términos de las transacciones efectivas con los bienes, con su tendencia a desarrollar  ciclos de telaraña y los choques violentos que se imparten de tiempo en tiempo a las comunidades que dependen de ellos. (....) Lo que no es posible a estas alturas es defenderlo al estilo neoclásico,
como un delicado mecanismo de autorregulación que por sí solo podría producir la mayor satisfacción para todos".

Y añadía en 1979:
"En cuanto admitimos que una economía existe en el tiempo, que la historia va en un sentido, del pasado irrevocable al futuro desconocido, se torna insostenible la concepción del equilibrio basada en la analogía mecánica de un péndulo que oscila en el espacio. Toda la economía tradicional debe ser meditada de nuevo. (...) En seguida consideremos una economía quc no siga una vía suave sino que la tomamos para su examen, por decirlo así, en un momento particular de una historia más o menos turbulenta. Tenemos que imaginar el desarrollo futuro inherente a la situación actual . .. Por último, debemos tratar de ver cuál efecto introduciría un hecho particular en esta, en todo caso, vía turbulenta. Esto es lo que hace difícil la economía seria. (...) El análisis económico necesita ser suplementado por una especie de antropología histórica comparativa, que como campo científico aún está en su infancia. Mientras tanto, el análisis económico de ninguna manera ha cumplido su propia tarea, que consiste en aclarar las consecuencias, y las causas aproximadas, de las diferencias y de los cambios en la tasa de la acumulación." (Joan Robinson, 1979a, p. 172)

Y por último, Robinson nos deja esto:

"Cuando afronta la tarea de determinar la distribución del producto de la industria entre el trabajo y el capital, la función de producción neoclásica se duele (aun en la más perfecta tranquilidad) de no poder distinguir el "capital" en el sentido de un dominio sobre las finanzas. Cuando afronta la tarea de analizar un proceso de acumulación la función de producción fracasa porque no puede distinguir entre las comparaciones de las posiciones de equilibrio y los movimientos de una posición a otra.(...)El gran problema de Keynes era su carácter idealista. Pensaba que cuando la gente pudiera entender su teoría, cuando pudiera entender el funcionamiento efectivo del sistema capitalista, se comportaría de una manera razonable y operaría el sistema en forma tal que se obtuvieran resultados favorables, en particular un nivel de empleo alto y estable."

--------------------------------------------------------------------------------------------------------
3.- VALOR DE CESIÓN, entendida como "préstamo" que es por definición un Don-con-ContraDón (Mauss). En realidad es una  UTILIDAD MARGINAL DIFERENCIAL basada en el cálculo diferencial y no en las intenciones de un sujeto. Podemos llamarla UTILIDAD MARGINAL OBJETIVIZADA.

Este VALOR DE CESIÓN (tasa de interés del capital monetario):
a) Se distingue de la Utilidad objetivizada o Utilidad Absoluta de los clásicos, porque está objetivizada no según un Consciencia subjetiva que objetiviza la realidad (lo inteligible discreto) y se funda sobre el Idealismo-que trasciende a la Materia, sino que por el contrario está objetivizada porque remite a un Idealismo-trascendental basado en "lo inteligible continuo". Es un empirismo transcendental que piensa en términos de fenómeno-continuo y no de fenómeno-discreto. Empirismo cuya trascendentalidad (no trascendencia) está fundada por el cálculo diferencial y los infinitesimales que permiten pensar el fenómeno del VALOR DE CESIÓN como proceso objetivo de distribución estadística no normalizada (no gaussiana). Lo que no se puede intercambiar (bienes de producción) sólo se puede distribuir por un "diferencial marginal" (el diferencial de la Tasa de Interés).

b) Se distingue de las dos formas de la  "Utilidad subjetivizada" (recordemos que la de Marx sería inter-subjetiva a modo de un subjetivismo socializado del trabajo; por el contrario o como complementaria a la de Marx, la de Menger sería subjetiva-individualizada o individualismo utilitarista del consumo). Se distingue pues de ellas, porque no necesita encontrar el Valor a partir de una Teoría-del-desequilibrio que por un lado tiende a un estado-de-equilibrio de precios (reajustes del equilibrio neoclásicos) o un estado-de-equilibrio de valores de cambio (reajustes del valor con su valor de cambio en Marx). Se distingue también de ella, porque no está en ningún modo "subjetivizada" como sí lo estaba socialmente  la producción (en Marx) o individualmente el consumo como aparece en los austriacos.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------
4.- VALOR DE CAMBIO-RIESGO. Este valor entendido como la Utilidad de un bien en un contexto de intercambio-en-el riesgo y la incertidumbre, nos remite directamente al análisis del Valor bajo la Teoría de Fractales y mercados, de Mandelbrot. Podriamos llamarla, a falta de un término mejor, UTILIDAD CAOSMÓTICA, porque se funda sobre la Incertidumbre de los mercados financieros en los que se intercambian bienes que son titulizaciones-de-deuda. Los bienes ahora son Activos-de-deuda , se desprecia teóricamente la posibilidad de que los mercados sean eficientes pues la información no es analizable y comprensible por los sujetos que intervienen en el mercado-de-riesgo. Ya no son masas-de-consumidores sino manadas de inversores (Canetti, Masa y Manada). Ya no son posibles los cálculos algebraicos basados en herramientas matriciales del álgebra matricial en busca de un punto final de equilibrio, que funciona "mecánicamente" como la Teoría de Newton (donde la materia es inercial). Sino que se trata de otra Idea: la del funcionamiento de los sistema caosmóticos o de gran complejidad, que solo puede ser analizable bajo procesos estocásticos de compleja aleatoriedad (ni tan siquiera de procesos brownianos normalizados) sino de auténticos caminos aleatorios. Esta gran Idea del VALOR DE CAMBIO-RIESGO es analizada y profundizada por Mandelbrot (Los Mercados se comportan MAL) quiere decir que los mercados de alta volatilidad o de alta variabilidad del valor, no se comportan mecánicamente como lo harían en la Economía del Capital-de-Producción que se mueve en régimen laminar o régimen de un fluido como es el Valor como "grado de liquidez" del bien (Menger). Estos nuevos mercados no tienden siquiera a un estado-de-equilibrio, puesto que el desequilibrio es la norma. No hay que buscar el valor del bien en expectativas teóricas tendentes a un equilibrio de precios de consumo o de costes de producción. Sino que su modo de ser, es el del desequilibrio dinámico o caosmótico.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Dicho esto, que es el Esquema de Síntesis, que estoy desarrollando en el actual libro: "Análisis Filosófico de la Utilidad", se puede plantear estas 4 grandes Ideas del Valor y la Utilidad, bajo la mirada conceptual y téorica de un Sistema teórico que integre los cuatro grandes tipos de Valor /Utilidad, que han ido desarrrollándose a lo largo de la Historia del Pensamiento Occidental (sea esta Historia, filosófica, económica, política, matemática o física). Todo está interrelacionado en ella.

Desde esta perspectiva global o integral del VALOR y la UTILIDAD, podemos contemplar desde una teoría sistémica, que todos esos modos de VALOR/UTILIDAD se pueden comprender también desde una perspectiva propia de la Estadística aplicada a la Economía, a través de las llamadas "distribuciones de probabilidad" y sus correspondientes "funciones de probabilidad":

1.- VALOR DE USO o UTILIDAD ABSOLUTA.
Zona de máxima seguridad y certidumbre máxima o hiperestable o constante del Valor del Bien. Es una zona o campo de pensamiento cuando la Utilidad marginal se distribuye como Normal o Gaussiana, con desviación standart igual a 0. La Utilidad marginal sea hace valor-de-uso o utilidad cardinal. No hay orden en los bienes valorados, porque todos los particulares (multiplicidad) valen "lo Mismo". Este valor-de-lo mismo es el Concepto como generalidad abstracta o esencia natural de la cosa-en-sí que representa a todos los bienes de su misma clase (por semejanza perfecta o por participación del ente en el Ser. Supongamos que el Valor-de-Uso viene dado por la Utilidad absoluta, es decir por una Utilidad-sin-marginalidad o que su marginalidad es imposible. Esto conduce a pensar la Utilidad-Marginal con una desviación standart=0. El Valor, entendido como Valor-de-Uso es expresable como una utilidad marginal que se distribuye según una distribución-normal o Gaussiana, cuya desviación standart es cero y por tanto el Valor-medio es constante (mu). Esa constancia del valor de la Utilidad (como mu sin desviación alguna) es expresado bajo la Filosofía como Valor-absoluto del Bien o Valor-de-uso objetivizado en su oussía de cosa-en-sí. La utilidad del Bien puede decirse entonces que se piensa bajo una "cardinalidad" de elementos que forma parte de un mismo conjunto y que quedan representados por la definición (de la cosa-en-sí o de su oussía o de la Idea-como-modelo de la serie de copias particulares). No hay variación del valor en función de un fin subjetivo, sino que el valor siempre es el Mismo en función de su "valor objetivizado" en las propiedades de la cosa-en-sí.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------
2a.- VALOR DE CAMBIO-CERTIDUMBRE o UTILIDAD RELATIVA determinada por la Producción de bienes u Oferta de mercancías en tanto relación social del Trabajo. Podemos llamarle UTILIDAD MARGINAL del PRODUCTOR.


2b.- VALOR DE CAMBIO-CERTIDUMBRE o UTILIDAD RELATIVA determinada por el Mercado de bienes o la Demanda de mercancías en tanto relación subjetiva e individualista del Consumo. Podemos llamarle UTILIDAD MARGINAL del CONSUMIDOR.


Sabemos que aquí el Valor dependerá de una componente subjetiva (social o individual). Es la utilidad marginal subjetiva, vista por el lado de la Oferta de Producción o por la Demanda de Consumo. Productividad marginal en los costes de producción o Utilidad marginal de los costes de satisfacción.
En estos dos casos (marxistas y neoclásicos que abogan por un mercado que tiende a un equilibrio en los costes de producción o/y en los precios de los bienes de consumo) aparece la clásica zona gaussiana, que permite cierta incertidumbre, pero a condición de que ésta sea controlable o dominable. Hay una distribución normal en todo "intervalo de confianza" (del 95 al 98%) y los precios no pueden variar fuera de esa normalidad salvo en un excepcional 5% o 2% en que deberíamos considerar la revocación de la hipótesis prefijada. Toda variación de precios es normalizable. La zona cuando el Valor del  Bien determinado por su Utilidad marginal decreciente (ya sea en costo de producción/necesidad-social o en el precio de mercado/satisfacción-individual) pasa a ser ya no cardinal, sino que se hace subjetiva-ordinal. Y según esto, la media aritmética (valor constante del bien) pasa a estar influida por una "desviación standart" fruto de los reajustes del mercado bajo un logos mecanicista (análogo al newtoniano en física). El valor relativo del bien, se distribuye entonces según un umbral de desviación standart, según la clásica distribución gaussiana y su margen de error.Podríamos asignar el Valor del  Bien, como valoracización dada en un  contexto de equilibrio final o tendencial en el que se ajustan Oferta y Demanda. Quedando en las "colas de la distribución" las últimas utilidades marginales de los bienes y considerándolas por tanto, casos excepcionales.

Ahora bien si esta excepción se convierte en una nueva regla de colas de distribución, entonces aparecerá el fenómenos de distribución del dinero bajo la utilidad marginal decreciente. Que se comprende según un concepto de Utilidad Marginal distinto al de los austriacos fundada sobre su preferencia temporal por la liquidez presente.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------
3.- VALOR DE CESIÓN, que era entendida como "préstamo" o capital-de préstamo-a-interés. Que es por definición un Don-con-ContraDón (Mauss). No se trata propiamente de un "intercambio" de bienes más o menos líquidos. Se trata en realidad de una distribución diferencial entre dos series (sujetos). Corresponde a una  UTILIDAD MARGINAL DIFERENCIAL basada en el cálculo diferencial y no en las intenciones de un sujeto. Recordemos que la podíamos llamar UTILIDAD MARGINAL OBJETIVIZADA.

Estamos ante una zona o campo de pensamiento,en el que el Valor es diferencial y distribuido estocásticamente. Mercado de amplia de incertidumbre (riesgo y valor como tasa de interés, más o menos variable). Es una zona (epistemológica) en la que la Utilidad marginal decreciente se hace cardinal pero no gracias a la subjetividad de los agentes del mercado, sino que se distribuye como Log-normal según el  modelo de Wiener o proceso browniano (su media aritmética es igual a 0). Hay modelos de ajuste a este tipo de variación del Valor, de los que el más conocido es la forma de la "distribución logarítmica" o "log-Normal". Toma el proceso un devenir aleatorio, o camino aleatorio, pero controlado o dominado en cierta medida por la fórmula de Wiener o por la teoría de Brown (granos de polen y esporas de musgos suspendidos en agua y observados al microscopio). Los modelos teóricos desde  Bachelier hasta Black-Scholes, son parches teóricos para explicar el valor en mercados de alta volatilidad y riesgo.



Servirían en todo caso, para analizar el Valor de una acción que se comportara más o menos variablemente como lo hace la tasa-de-interés pero no para títulos de deuda de altísima variabilidad y que se intercambian en tiempo-real (online de los mercados bursátiles).
------------------------------------------------------------------------------------------- ------------
4.- VALOR DE CAMBIO-RIESGO. Recordemos que este valor entendido como la Utilidad de un bien en un contexto de intercambio-en-el riesgo y la incertidumbre, nos remite directamente al análisis del Valor bajo la Teoría de Fractales y mercados, de Mandelbrot. Podriamos llamarla, a falta de un término mejor, UTILIDAD CAOSMÓTICA.
Estamos ante una zona de caos, zona de incertidumbre estocástica máxima. De máxima variabilidad del valor expresada en los índices de "alta volatilidad". Los mercados de activos-de-deuda, o activos financieros en tanto bienes o mercancías de no-producción. Es entonces, cuando la observación (del valor) debe ir fijada a la atención de las "colas" de la campana de Gauss. Porque estas "colas" se hacen "gruesas o pesadas" y son ellas donde aparece el valor-del-activo. Estas colas de probabilidad caótica, aparecerán siempre que el valor de la media coincida (por decirlo de alguna manera) con el Eje o su valor sea cero: no hay posible valor medio. Entonces todo sucede fuera de esa media, toda valoración del bien aparece en la zona de las colas. Al margen de lo Normalmente distribuido. Los mercados no buscan el equilibrio, la media artimética, sino que están en constante desequilibrio dinámico, según un proceso caosmótico que solo puede ser analizado en base a lo que sucede en estas "pesadas colas" (ni quiera largas, sino pesadas). En el sentido que explica el propio Mandelbrot. Podemos acceder así a contemplar el proceso de valoración de un bien, bajo la teoría del caos o desde la fenomenología de los procesos aleatorios con patrones fractales de variación, según la Ley de Potencial.


Hemos podido pensar así, las formas del  "valor" y de la "utilidad" (son 4) bajo la Teoría Unificada de la Utilidad marginal, que divide en dos grandes grupos:
-------------------------------------------------------------------------------------------------------
1.- VALOR DE USO o UTILIDAD ABSOLUTA (=Ecuaciones A1+A2 que definen el Capitalismo Sólido, el mundo epistemológico de la Representación clásica (desde Platón) o el modo de producción no-capitalista según Marx).

2a.y 2b- VALOR DE CAMBIO-CERTIDUMBRE o UTILIDAD RELATIVA o UTILIDAD MARGINAL SUBJETIVA (intersubjetiva-social en el Valor-trabajo o/y intersubjetiva-individual en el Valor-de satisfacción o praxiología marginal del valor). (=Ecuaciones A3+A4 que definen el Capitalismo Líquido, el mundo epistemológico del Racionalismo Moderno, o el modo de producción capitalista según Marx)

Estas dos versiones del VALOR, o del Capital, constituyen dos sublogos de un primer logos: la objetividad Idealista de los Clásicos (Filosofía antigua) y la subjetividad Materialista de los Modernos (Ciencia de la Ilustración en tanto Racionalismo de la Modernidad). Y es en este Logos de dos momentos (1 y 2a/2b), que la Economía también queda incluida. En este tono, debemos entender la cita del doctor W. Brian Arthur (Complexity Economics:A Different Framework for Economic Thought: 2013-04-012):
"Like many economists I admire the beauty of the neoclassical economy; but for me the construct is too pure, too brittle too bled of reality. It lives in a Platonic world of order, stasis, knowableness, and perfection. Absent from it is the ambiguous, the messy, the real."
------------------------------------------------------------------------------------------------------
3.-VALOR DE CESIÓN, que corresponde a una  UTILIDAD MARGINAL OBJETIVA- DIFERENCIAL basada en el cálculo diferencial y no en las intenciones de un sujeto. Recordemos que la podíamos llamar UTILIDAD MARGINAL OBJETIVIZADA. (=Ecuaciones B1+B2, que definen el Capitalismo Gaseoso como capitalismo de financiación o capital-de préstamo-a interés o modo del Capital Ficticio según Marx).

4.- VALOR DE CAMBIO-RIESGO basada en una UTILIDAD CAOSMÓTICA o Utilidad fractalizada que se funda sobre la Ley de Potencia. (Ecuaciones B3+B4, que definen el Capital Plasma como capitalismo de finaciarización o capital que se intercambia en los mercados de riesgo).
---------------------------------------------------------------------------------------------------------


Este texto como la serie anterior (El gusano libando la Flor) se apoyan en una crítica de la "Lección 8 – El ciclo económico como una degradación generalizada de la liquidez" de JR Rallo. Y de ello, se puede extraer un paralelismo o analogía sistémica entre el platonismo y la tradición económica austriaca.

Ambos, Platón y Hayek, como representantes de lo mismo, saben perfectamente dónde aparece el pensamiento que pone en peligro su propio sistema.

Menger, en El origen del dinero, afirma: "La teoría del dinero necesariamente presupone la existencia de una teoría (en la naturaleza misma de las cosas) de los diferentes grados de liquidez (Absatzfähigkeit) de los productos".

Platón sabe que la degradación de la relación de semejanza, entre el Modelo Ideal y las copias que se asemejan (imitación) se desgrada hasta el límite en el que la copia pierde su semejanza con el modelo. Entonces lo ente ya no puede participar del Ser. La copia mala, no semejante, degradada en su relación de semejanza con un Modelo Ideal, se transforma en un "phantasma". No participa de la semejanza con ningún modelo. Se convierte en una particularidad no generalizable y no asemejable, bajo la Ley de la Identidad(modelo de sí Mismo). La copia se ha degradado y por lo tanto es expulsada del Universo de las Generalidades que abstraen a los particulares. La copia se ha convertido en singular no representable por ningún modelo. Eso es un peligro para el platonismo. Pues en tales condiciones, el círculo del eterno retorno no puede llevar a cabo el cierre del sentido. No puede hacer retornar el fin sobre su origen, no puede hacer coincidir el fin sobre el fundamento inmmemorial. No puede trazarse con el compás el círculo o figura ideal de la perfección. La copia alcanza un nivel de degradación que no permite ninguna reconciliación con el Modelo. De modo que el círculo se rompe. La lógica platónica estalla en mil pedazos singulares no inscritos en el trayecto de esa circunferencia lógica.

Del mismo modo, y no es una metáfora. Los austriacos toman el Modelo de "lo líquido" para definir el valor de un Bien o de una mercancía. El valor del bien se determina en relación de la liquidez comparada con el Metal PATRÓN: el Oro o la Plata, según la época histórica. El Patrón es el Padre, el Modelo al que toda mercancía o bien, según Menger, debe asemejarse para tomar valor económico. No es pues "lo líquido" sino "lo sólido" (por ejemplo la solidez del solidus aureum bizantino) el Modelo del Valor y el Valor-como-Modelo.

Los austríacos parten de una concepción sólida del Valor, no de una líquida. Aunque el propio Menger o Hayek, lo desconozcan. Lo desconocen y no lo quieren reconocer que sea así, porque en el caso de Menger, esto supondría reconocer que el dinero-nació-del Estado (en concreto del Soberano-Rey en tanto Jefe-del-ejército de soldados mercenarios) y no nació como el propio Menger afirma, de una sociedad de mercado. Es pues lo sólido, del patrón-metálico (que representa el Tesoro de un Rey Cresos o Gyges) lo que pone en relación el valor de los otros bienes con el valor metálico del dinero en tanto moneda-de-oro. De modo que "lo más líquido" es "lo sólido" o la materia metálica de la que está hecha el dinero: moneda de oro y lingote de metal, son dos manifestaciones de la misma "solidez" del valor. Por ello, los austriacos no conciben una Economía sin patrón metálico, ni una emisión de dinero que no sea una creación-orgánica o una creación que no sea desde una Algo y no desde una Nada como la emisión inorgánica. Eso es un pecado, original, que como en Platón, conduce a un mundo donde las copias no guardan relación de semejanza con las Ideas o los Modelos. En el cristianismo, conduce a un infierno donde el hombre ya ha perdido la semejanza con Dios. En la física, nos conduce a un demonio engañador (que conjuran y expian como carnero al desierto y que miran de lejos Platón y Descartes) que podría ser el "demonio de Maxwell" que organiza lo termodinámico. Del mismo, modo los bienes toman valor sin tener relación de semejanza con el metal-oro. Y el dinero-se crea sin patrón metálico, se crea entonces de la Nada. Sacrilegio! grita Platón, y vocifera Hayek!....

Los bienes en este proceso del "phantasma" donde la copia-sin-semejanza,o el bien-sin-semejanza-con-el Oro, se degrada. Su valor de liquidez, que es el valor-de semejanza-a-la solidez del oro, se degrada como aquella copia-sin-semejanza de Platón. La degradación de la liquidez es el peligro mayor que los austriacos y también los Marxistas, y en general los neoclásicos, temen puesto que esta situación de iliquidez (el capital se torna ahora gaseoso) retumba y resuena en un estruendo que hace temblar la Teoría del Ciclo y el Círculo de la Liquidez-Solidez que es el ciclo de la metamorfosis de las mercancías en dinero y del dinero en mercancías. Por eso, Hayek y los austriacos son los únicos en darse cuenta, que la degradación de liquidez es un desastre para el Sistema Económico....que la propia Historia-de-la Economía ha pensado durante dos mil quinientos años. Es un desastre, esta degradación de liquidez que es en realidad una pérdida de semejanza de la copia o bien con su modelo-patrón metálico. Es una degradación de la liquidez en su proceso de desemjanza para con la "solidez" del capital (atesoramiento de lingotes o reservas de oro). Los Bancos Centrales a través de la emisión inorgáncia de dinero-deuda y los bancos privados a través de la concesión de créditos sin un coeficiente de reserva "serio", actúan como demonios de Maxwell o como dioses que engañan a la conciencia. Gracias a su actuación demoníaca, el círculo se rompe, se dislocan los plazos de vencimientos, se desencaja el encalce de plazos que estaba determinado por círculo natural de la producción social en analogía con el círculo de las estaciones en la Naturaleza (las letras reales de Adam Smith con vencimiento a 90 días y la rotación del capital, el ciclo de maduración como período que enmarca los plazos ideales de los austriacos) para que todo siga equilibrado, no violento, tranquilo,... para que el círculo de la liquidez cuyo centro es la solidez del patrón metálico, no se rompa. Para que no se rompa, y estalle la crisis, bajo la nueva figura de una espiral (circunferencia descentrada o sin centro, sin patrón oro y sin posible lugar al encalce de plazos).

Pero hay otro lado del espejo, como en la aventura de Alicia, al otro lado en el que  la Economía Monetaria fundada en el dinero-deuda, ya se ha instalado!


Añadido el 19/08/2012
Con el respeto que me merece y la admiración hacia el Dr. Huerta de Soto. Pero con la ilusión y esperanza de que las contradicciones de la Escuela Austriaca, salgan a flote algún día:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

rillenri@gmail.com