09 abril, 2013

Marx y Menger, ¿Quién es quién?

Cuando Marx habla del valor-de-cambio, está mintiéndose.
Marx construye una teoría del Capital, alrededor del concepto de "mercancía".
Pero Marx se miente a sí mismo, y también al lector, porque él nunca construyó una teoría sobre el valor-de-cambio, sinó sobre el valor-de-uso.

Sí, Marx elaboró su teoría sobre el Capital alrededor de la "mercancía", pero la "mercancía" es pensada siempre bajo la realidad del valor-de-uso.

Una realidad del valor-de-uso amparada, de forma nueva, bajo el horizonte de la producción social.

El valor-de-cambio de la mercancía, es la socialización de su valor-de-uso. Es la politización del valor-de-uso. Marx doblega el carácter asocial del valor-de-uso de un bien, bajo la lógica férrea de la socialización del trabajo expresada en la relación de la producción social dominada por el capital.

Marx se confiesa, diciendo que: "el valor de uso se halla más allá del ámbito de consideración de la Economía Política".

Y es entonces, cuando todo aparece claro para su interpretación. Ya que entonces, solo el valor-de-cambio (en el mundo de la mercancía) será el ámbito de la Economía Política.

Pero ese valor-de-cambio aparece sólo, cuando el "Bien" (apolítico y por ende natural) se convierte gracias al pensamiento de Marx, en "Mercancía"  (política y social).

Ahora bien, si como dice Marx: "el ser mercancía es indiferente para el valor-de-uso", sin embargo "el valor de uso es necesario para la Mercancía".

Esto significa que la Mercancía-sin-valor de uso, no sería nada.  La mercancía le debe todo a su valor-de-uso. Solo desparecerá el valor-de-uso definitivamente del sistema lógico de Marx, cuando la mercancía se haya consumido socialmente, a través primero:

_ del sistema de producción capitalista (el trabajo vivo se consume en el salario en el espacio de la fábrica)
y luego a través
_ del sistema de intercambio capitalista (el valor-de-uso se consume en su valor-de-mercado definitivo o en su precio en el tiempo del intercambio)

Así es cómo el valor-de-uso se hace entrar en el aro lógico del sistema de producción social.
Pero es también así, cómo el valor-de-cambio en realidad se contempla como un valor-de-uso socializado o politizado bajo la Teoría económica-política del Capital. Efectivamente, Marx convierte el concepto clásico de "Bien" específico de los griegos  (Platón y Aristóteles) en tanto consideración objetiva del valor de una cosa, en un nuevo concepto moderno de "Mercancía" que es ahora la concepción ¿subjetiva? del valor de una cosa.

No podemos decir que la visión de Marx consista en una concepción objetiva del valor de cambio la cosa, pero sí podemos afirmar que se trata de una concepción socializante y socializada del valor de uso de la cosa. manifestado en la relación-social-de la producción.

De modo que El Bien y su valor-de-uso natural (en los griegos) se convierte por la teoría de Marx, en La Mercancía y su valor-de-uso social. De modo que podemos afirmar que  Marx, socializa-el-Bien al llamarlo "mercancía" o socializa-el-valor-de-uso al llamarlo "valor-de-cambio".

... Pero Menger, en sus "Principios" sin embargo, no menciona si quiera el término "mercancía" sino que prefiere volver al tradicional y clásico nombrar  de los griegos, y entonces retoma la terminología clásica de "Bien".

Pero este "Bien" de Menger, salvo el nombre, no guarda ya relación alguna con el concepto clásico de Bien ni con su concepto asociado de "valor" (valor-de-uso o valor-natural-de-la esencia en cuanto cosa en-si).

Este "Bien" de Menger, en realidad es ya otra cosa muy distinta. Es un valor-de-cambio de una "mercancía" pero abstraído de la idea subyacente aún en Marx, del valor-de-uso. El "bien" de Menger en realidad sería como una mercancía-sin-trabajo (en términos de la lógica de Marx). Algo más fantasmagórico para Marx, que el propio fetiche-de-la mercancía.

El nuevo concepto de valor de ese bien,  es una mercancía-sin-trabajo, siendo ahora un auténtico valor-de-cambio pensado en función de su intercambiabilidad al margen de cuanto trabajo haya costa producirla. Este es el Bien-de-Menger : una mercancía-sin-valor de uso. Pensada solo en términos de pura potencia de intercambiabilidad. Esto exige pensar el "bien" como valor de cambio en función de ¿cuando es valioso intercambiar a partir de una disponibilidad cuantitativamente dada?

En este concepto de "bien" pensado por Menger:

_ no es la cualidad objetiva lo que hace el ser-de-la mercancía, sino su cantidad-disponible. Aunque esta cantidad objetiva dada de bienes, es sin duda: ¡algo objetivo!. Y es ésta, la que marca también los límites o condiciones a priori de su intercambiabilidad: hasta cuando me es satisfactorio seguir intercambiando (marginalidad). Es una especie de kantismo del valor-de-intercambiabilidad.

_ no es tampoco la relación social que la mercancía o bien mantiene con el sistema social de producción. Es una especie de anti-marxismo, puesto que se abstrae del intercambio la noción capital de "trabajo".

Si este "bien" es una mercancía aislada de su producción, aparece un ente, una cosa que ha perdido su "made in"; es decir ha perdido todo rastro de la producción, todo rastro de trabajo social, todo rastro de su vínculo con el sistema productivo. Por eso tal vez, Menger, decide en su teoría sobre el valor de los bienes, poner patas arriba la pirámide ontológica de los bienes, dotándolos de una sistematización cardinal en función no de su vínculo (marxista) con la producción, sino de su nuevo vínculo (mengeriano) con el consumo.

Estamos pues ante una "socialización objetiva" de la mercancía. Frente a la "socialización subjetiva" de Marx. Pues Menger socializa el Bien pero al mismo tiempo "lo objetiviza" en unas condiciones apriori que condicionarán todo intercambio sea de la mercancía que sea (plátanos, madera o agua). Tan sólo dependerá de una disponibilidad-sobre-una cantidad-dada. El intercambio se objetiviza puesto que no depende de una componente subjetiva-del-valor sino de una objetiva: la relación del sujeto con una cantidad disponible dada. Que situa al sujeto frente a un intercambio.

De este modo considero, que Menger no crea una teoría-subjetiva-del-valor, sino al contrario: su teoría del valor es objetivista pero socializada.

Podemos entonces distinguir 4 formas primordiales de pensar el Valor:

A- al modo griego, el valor es valor-objetivo-de uso según la "phúsis" del Bien.
B- al modo marxista o moderno, el valor es valor-subjetivo-de uso (que Marx llama valor-de-cambio) según la relación social de producción/comercialización y de valor-trabajo que lleve incorporado ese Bien natural, ahora transformado en Mercancía política.
C- al modo mengeriano o austríaco, el valor es valor-objetivo-de cambio según una relación social de intercambio que olvida o elimina todo histórico de producción y de trabajo. Los bíenes de Menger, son Mercancías objetivizadas en unas condiciones apriori de intercambialidad que marcan los límites de la eficiencia de un intercambio.
D- al modo neoclásico, que considerará el valor-subjetivo-de cambio, en función de la idea de "preferencia" temporal (pero que ahora no desarrollaré).

¿Quién podrá decirme, ahora, que Menger es el padre de la Teoría Subjetiva del Valor?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

rillenri@gmail.com