13 abril, 2013

El BitCoin, y ¿qué es el Dinero?.

El bitcoin no es una Moneda.
Porque no ha sido pensada como moneda, ya que su función principal no es pagar mercancías o bienes, ni servicios. Pero ¿ha sido diseñada desde el comienzo "para que su oferta acabe siendo constante"?....

Si se ha diseñado una moneda, sea bitcoin o sea dólar, teniendo como premisa ontológica la condición a priori de su oferta monetaria, entonces esa moneda se convierte en un bien cuyo valor depende fundamentalmente, de la Q (cantidad disponible) de masa circulante en el mercado.
Pero la masa circulante de moneda es en realidad una medida, no de "masa monetaria", sino de "molaridad monetaria". Los moles no son la masa, porque desde el XVII ya sabemos que la "massa" es al peso de los sólidos gracias a la mediación de la gravedad, mientras que la "moles" o molaridad, es al volumen y éste a la compresión o expansión de las sustancias gaseosas.

Aunque los economistas no hayan oído jamás hablar de "molaridad monetaria", sí por el contrario han venido a lo largo de siglos usando el término de "masa monetaria". Aquí se defenderá que hay una gran diferencia, incluso de sistema lógico, entre pensar el DINERO como:
- masa monetaria
o como,
- moles monetaria

Pero lo que los economistas, positivistas, jamás se habrán planteado en estos términos, es que cuando la moneda funciona como expresión del valor de uso de las mercancías, cobra una naturaleza de "massa". Siendo esta función de la moneda, la que le permite actuar como expresión de cuenta sobre el valor de cambio, expresado en el precio de las mercancías. ... Sin embargo, y por antítesis a esa función primera de la moneda, cuando funciona para ser un activo de inversión financiera, la masa monetaria tal, se convierte en "mol monetario" de un capital que ya no es sólido ni líquido, sino gaseoso y plasmático.

El concepto de "mol monetario" se diferencia de la "masa monetaria" por cuanto la función de la moneda ya no es una expresión contable de los intercambios a través de los precios de las mercancías. Sino que ahora la molaridad monetarista da cuenta, no del precio de una mercancía sino del precio de un activo financiero. Y cuando un agregado-de-moneda se convierte en molaridad monetaria, es que ha sido pensado previamente (a priori) en función de la oferta monetaria puesta a circular. Por eso, que ... "Los defensores del bitcoin argumentan que, al estar diseñado para que su oferta acabe siendo constante, (...). Es por ello que, argumentan, esta moneda es una buena inversión". Esto indica que cuando una moneda se concibe desde un "apriori" que consiste en la Q (cantidad) de oferta que es puesta a circular, entonces se está pensando en la moneda-en relación a-la circulación de dinero, y no en relación a-la circulación de mercancías. La moneda se ha separado de su relación para con las mercancías.......

Podemos distinguir entonces, dos concepciones del DINERO, en función de cómo ha sido concebido éste:

A.- Dinero como expresión de cuenta, que es signo del valor-de-uso de las mercancías intercambiadas en el proceso de circulación (de mercancías). En este marco lógico sistémico de la Eonomía, la masa monetaria depende de los intercambios de las mercancías y no al revés. Estamos en la lógica del capital-líquido. El capital líquido monetario depende de la circulación-de-mercancías dentro del proceso comercial general. Así, esta lógica de pensar el dinero en sus dos fases (petrificación fruto del atesoramiento pre-capitalista, o fusión de lo sólido para convertirse en líquido, fruto de la acumulación burguesa-capitalista) corresponden a una lógica del capitalismo en sus dos estados (sólido y líquido) que conforman un capital hylomórfico puesto que toma la forma de la mercancía gracias al "trabajo" (metamorfosis del capital en mercancía y viceversa). Es pura teoría marxista de "El Capital".

B.- Dinero como simulacro de cuenta, cuyo valor se desliga del valor-de-uso de las mercancías, porque ella misma se ha convertido en la única mercancía. No sirve para pagar mercancías compradas, sino para especular como cualquier otro activo financiero. Aquí en esta lógica del capital gaseoso, la moneda no depende de la circulación-de-mercancías porque crea un circuito (una circulación) paralela al margen de la producción. No solo al margen de la producción, sino al margen de la comercialización (capital mercantil). Puesto que el valor-de-la moneda no depende ya del valor-de-uso de las mercancías. Y esto implica finalmente, que el valor-de-la-moneda es un valor-de-cambio (tipo de cambio) que funciona-al-margen del concepto de "trabajo" que conlleva toda "mercancía". Es decir: la "mole monetaria" funcionara como capital-sin-mediación-de la producción. Los economistas quizás no entiendan que con esta concepción sobre lo que es una circulación monetaria al margen de la circulación de las mercancías, queda aniquilada la teoría dialéctica hegeliana en general, y la dialéctica marxista, en particular, que necesita de la mediación entre los dos contrarios: capital y trabajo. Esta lógica no-marxista de la Economía, piensa un capital como alomórfico pues no se relaciona ni con la producción ni se metamorfosea en la mercancía. Sus dos estados son el gas y el plasma, dando lugar a una concepción del dinero bajo la forma de dinero-deuda y de dinero-bite.

En realidad, esta doble categorización del DINERO (dinero como expresión abstracta de lo monetario), está demasiado simplificada. Pues lo fiel y de justicia, es representar cuatro naturalezas o estadios del dinero:

(A1+A2)=> El dinero pensado en el horizonte lógico de la riqueza-objetiva, no subjetiva. Objetivizada desde la cualidad objetiva del Bien (valor-de-uso natural). El concepto de riqueza remite a un estado del capital: el capital tierra o capital sólido, donde las tierras y su fecundidad representan el valor del capital por antonomasia. De modo, que quien tiene tierras es rico (el terra+teniente o señor de las tierras en el feudalismo). Junto a esta "riqueza-objetiva", de la Tierra como recurso o bien primario del Capital, aparece como idea complementaria el concepto de "dinero-metálico", representado por el Oro y la Plata (fundamentalmente). La riqueza es también entonces, denominada "tesoro", en cuanto se produce el fenómeno del atesoramiento. El metal precioso, es metal sagrado y su esencia es la más pura en el universo de los bienes naturales. El metal áureo y argénteo es una sustancia de origen mítico religioso, mientras que los otros bienes son profanos....Atesoramiento de metales preciosos, que constituye el fenómeno claro de un estado monetarista en el que el dinero-es-fijo, inmóvil frente a cualquier posibilidad de circulación. Dinero como Sustancia sólida, rígida, a modo de "existencia petrificada del valor-de-cambio" (que dice Marx).

(A3+A4)=> El dinero pensado ahora, bajo la concepción de su función como "equivalente general" dentro del horizonte de la riqueza-política o social, y que por lo tanto puede metamorfosearse en cualquier mercancía producida, para facilitar así la circulación-de las mismas mercancías. (Riqueza subjetivizada desde el valor-de uso subjetivo del Trabajo social impregnado en todo producto o mercancía). El Dinero depende aquí de la Mercancía. Y la circulación del dinero depende también de la circulación de mercancías. Estamos ante la lógica del Capital líquido, donde el dinero o la moneda se ha convertido de un estadio pétreo a un estadio circulatorio, fluido y líquido. Por eso, la liquidez lubrifica la circulación-de-mercancías. Pero, aquí la Moneda no tiene "valor-de-cambio" por sí misma, sino que es una subordinada: funciona como expresión de cuenta del valor-de-uso de las mercancías. La moneda en su estado líquido, se subordina a la circulación del valor-de-uso del trabajo. De hecho, aquí en la teoría marxista de la Economía, lo que circula no es el capital sino el trabajo. El trabajo vivo se intercambia por la mercancía (como pro-ducto fabricado _A3_) y en un segundo momento (A4) el trabajo muerto (e incluso en la mercancía) se intercambia por dinero en la compra/venta. Pero lo que circula realmente, es trabajo, no capital. El capital no es nada sin el trabajo que transporta y del que se apropia. Lo que circula aquí propiamente, no es capital monetario sino trabajo-capitalizado.
Del mismo modo y complementariamente, el dinero es una medida o expresión de cuenta de un valor-de-uso-de las mercancías (del valor que encierra el trabajo muerto que hay en ellas).

Por tanto, los precios dependerán del valor-de-trabajo (que es el valor-de-uso para Marx). Según la Economía moderna, el Precio vendrá delimitado por la Oferta-de-la-Producción, es decir por la Oferta-de-Trabajo, o lo que es lo mismo por la Oferta-de-los valores-de-uso de las mercancías.
Ahora bien, si los Precios dependen de la Producción (oferta) entendida ésta como oferta-del-trabajo que hay dentro de cada mercancía, los Precios dependerán de los Costes de Producción y fundamentalmente de el coste de la hora de trabajo que pueda haber en el valor-de-uso de cada mercancía. De tal modo que la Oferta monetaria o cantidad de dinero-de-cuenta circulante, que es nada más que una expresión de valor de las mercancías, no influirá sobre el valor-de-uso que circula en el mercado de las mercancías. Aquí, en esta deducción lógica, no hay atisbo alguno de ningún valor-de-cambio en sentido propio. Sino que estamos pensando siempre alrededor del concepto de valor-de-uso de las mercancías.

Y en este sentido, coincido con la afirmación sobre el BitCoin que dice: "el papel que el dinero juega en la economía no es el de inversión sino el de facilitar el intercambio". Siempre que cuando nos refiramos a eso tan bago e incierto que es la Economía, estemos razonando desde la lógica estructural del capitalismo líquido. Pero además, aquí se esconde una patraña voluntaria o no, subconsciente o no...se trata de considerar la "inversión". El dinero como "capital-monetario-líquido" sirve también para invertir en mercancía, en producción...puesto que este capital-líquido es fundamentalmente fruto de un proceso-de-metamorfosis, interdependiente y dialéctico, entre capital trabajo vivo y mercancía (o trabajo muerto). Por tanto a cada momento de metamorfosis, le corresponde en realidad un acto de inversión capitalista. Deberíamos poder decir que en esta estructura lógica del pensamiento económico marxista (Capitalismo Líquido) hay cuatro subconceptos:
a) trabajo vivo y objetivizado del obrero
    _ vivo en el valor-de-uso del trabajo que el obrero consume en la fábrica
     _  y objetivizado, en la expresión cuantitativa o suma de valor monetario, que es el salario en el mercado de trabajo.

b) trabajo muerto y objetivizado de la mercancía:
    _ muerto, porque el trabajo vivo fue consumido y ahora toma forma del valor-de-uso que la mercancía tiene en el mercado 
     _  y objetivizado, en la expresión cuantitavia o suma de valor monetario, que es el precio en el mercado de mercancías.
  
 (B1+B2) => Saltamos de lógica (por eso la denomino B). Aquí todo parece cambiar de repente. El dinero ya no es pensado en el horizonte lógico de la riqueza-objetiva del valor-de-uso natural del bien, y tampoco está conformada por el tipo de riqueza-subjetiva del valor-de-uso social o político que describe Marx. Esta riqueza-objetiva, puesto que dependerá de una cantidad-objetiva de dinero dado o de bienes a disposición dados (Menger es también objetivista del valor no subjetivista), remite a un estado del capital gaseoso, ni sólido, ni líquido. La riqueza subjetiva consiste en la capacidad de endeudamiento: "los que más tienen (patrimonio), más deben (mayor capacidad de financiación externa)".......Rico es aquel que tiene muchas tarjetas de crédito en su billetera o cartera, tiene acceso fácil a la posesión de muchas "control word" o pins de crédito....de modo que el capital-financiero en tanto capacidad para financiarse es el concepto que sirve aquí para determinar el grado de riqueza subjetiva.

Ahora, ¿qué rol juega aquí el dinero (o el capital-monetario)? Todos sabemos ya que el capital-monetario desde la lógica de la financiación sirve a la lógica del interés en tanto diferencial (lógica del diferencial a-dialéctico, no ya de la diferencia dialéctica). El diferencial, es una tasa (no de ganancia empresarial) de rédito financiero, entre dos valores: valor del capital monetario presente y valor de capital monetario futuro. La tasa de interés es un "diferencial" entre dos usos-del-capital monetario fundada sobre la preferencia temporal en la adquisición de los bienes. El diferencial es también la expresión del precio-del-capital monetario.

El Dinero aquí, ya no depende de la Mercancía (como producida), pues él mismo es la misma mercancía. El dinero se ha tornado, ahora, en mercancía autónoma e independiente del trabajo, de la producción del resto de las mercancías . El dinero o capital-monetario es un sistema auto-referencial que existe fuera-de y al margen-de o sin-mediación del "Trabajo". Se ha roto la lógica dialéctica de la teoría marxista (capital vs. trabajo). El capital-monetario es auto-referencial y producirá rentas sin mediación de la producción... es por tanto bajo la lógica marxista: un capitalismo ficticio (capital ficticio según Marx o anti-natura según Aristóteles). Es un capital que se engendra a sí mismo, como el mítico Fanes de los órficos (el auto-engendrado). Se trata del capital-de préstamo que se reproduce gracias al interés financiero. Este interés expresa el precio-del-capital en tanto es cedido para su uso. Lo que renta es la cesión del valor-de-uso del capital monetario.

En realidad, es un diferencial entre dos valoraciones-de-uso-del propio capital monetario. El Banco Central cede el uso del capital monetario al banco privado y éste lo cede al prestatario social (individual o colectivo, privado o público). Esta relación de cesión del valor-de-uso del capital monetario sirve o da lugar al nacimiento de un nuevo estadio-del-dinero: el dinero fiduciario, dentro de la lógica del Capital gaseoso. Dinero no respaldado ni por las reservas de oro (metal precioso como valor petrificado propio del capitalismo sólido), y además no guarda relación directa de dependencia con el sistema de producción capitalista....porque es autónomo a la lógica del trabajo, ya que los intereses financieros rentan o producen sin importarle qué se haga con ellos (con su uso) sirva para invertir y producir (bienes de capital), para invertir y no-producir (activos financiarios, financiados con préstamo) o para consumir (crédito al consumo). ¡Adiós dialéctica capital vs. trabajo!.

Este concepto de capital-monetario o de dinero, circula ahora al margen de la circulación de mercancías. Estamos ante la lógica del Capital gaseoso donde el dinero o la moneda se ha convertido de un estadio líquido, hasta un nuevo estado gaseoso de circulación.  La circulación del dinero, genera conceptos como los de "expansión o contracción" monetaria (como los gases). Es por ello que la "masa monetaria" se ha convertido en "mol monetario". Aquí en este nuevo circuito monetario del dinero-deuda, la creación monetaria se realiza sin respaldo ni de reservas metálicas federales o estatales y sin respaldo de depósitos bancarios (coeficiente de reserva fraccionaria). La naturaleza del "mol monetario" da cuenta de su medición en términos de "volatilidad" del valor. Esta volatilidad del "mol monetario" se incrementará en función de su grado de separación respecto a la cantidad de "masa monetaria" dedicada a la inversión en actividades productivas/mercantiles (para el fin de la circulación de mercancías).

El valor de este capital-monetario gaseoso, que estaría expresado en el precio-del-dinero representado bajo la tasa-diferencial-de-interés, dependerá de la oferta monetaria, de su Q cantidad disponible en cada momento, dependerá entonces de la política monetaria sea ésta expansiva o contractiva. Aquí sí que el precio-del-dinero influirá en los comportamientos de consumo e inversión productiva e inversión financiaria, a través de la mayor demanda de préstamos o de capital-monetario cedido en su uso. Y así mismo, aquí sí la "mol monetaria" influirá sobre la "masa monetaria" que producirá a su vez, indirectamente, subidas o bajadas en el precio de las mercancías.

(B3+B4) => Segundo aspecto del dinero en la lógica de la no-mercancía. Lógica del capital-plasma, donde la riqueza es aquí puro signo-de-signos, pura señal emitida sin referencia alguna al mundo de lo real (de las mercancías y de la economía de producción-trabajo).  Aquí todo ha cambiado radicalmente. La desconexión entre lo real (mercancía) y lo ficticio (señales) se ha consolidado definitivamente. El capital se ha convertido en Información. Señales y no mercancías es lo que circulan en los mercados financieros de la economía-financiaria.  El dinero ya no es pensado en el horizonte lógico de la riqueza-objetiva (tierras y oro), ni en el de la riqueza-política (mercancías y precio en capital monetario), ni tan siquiera en el de la riqueza-financiamiento (capacidad de endeudamiento e interés-como-precio del dinero)...sino que estamos ante el cuarto grado del capital y del dinero: el capital-plasma y el dinero como señal cuyo valor viene determinado por la utilidad logarítmica...Señales como bits de información que ya no son palabras sino códigos binarios (011100,,,,) sin referencia directa a algo real, que se transmiten como información y que circulan a velocidades infernales en el mundo on-line.

del oro de Gyges al bit del trader
El valor viene ahora determinado por la capacidad de autogenerarse-tráfico...miren sinó lo que comenta Sala i Martín: "el precio del bitcoin está perfectamente correlacionado con el interés mediático que despierta. Si miramos el número de veces que se ha buscado la palabra “bitcoin” en Google (gràfico adjunto), vemos que subió exponencialmente a mediados de 2011, luego bajó y ha resucitado con la subida actual. Es decir: la correlación entre el número de veces que se busca "bitcoin" en Google y el precio del bitcoin es casi perfecta."

Podemos ahora llegar a la conclusión, que toda Economía fundada sobre el capital-gaseoso y el capital plasma, funciona a través del proceso de formación de "burbujas". Que conlleva necesariamente pensar en una idea del "dinero", en tanto capital-monetario autorrefencial que se autoreproduce a través de una tasa-de-interés y que se convierte en pura señal informacional donde circula a la velocidad online. Mercados de signos y bytes (y en especial de BYTCoins, cada byte se compone de 8 bits) cuyos valores dependen de expectativas que suelen tomar trayectorias exponenciales afines a funciones de utilidad logarítmica.

He escrito "bago" porque la vagancia o errancia, aquí en el sentido de indefinicíón deambulante, proviene sin lugar a dudas de Bacco y de baccare.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Artículos en la red que exponen distintas perspectivas :
  1. http://www.washingtonpost.com/ Bitcoin-is-ludicrous-but-it-tells-us-something-important-about-the-nature-of-money/
  2. http://krugman.blogs.nytimes.com/ Adam-Smith-hates-bitcoin/
  3. http://juanramonrallo.com/2013/04/ Krugman-no-entiende.....
  4. http://juanramonrallo.com/2013/04/ Bitcoin-futuro-incierto.pero no burbuja
  5. http://salaimartin.com/ La-burbuja-del-bitcoin
  6. http://www.juandemariana.org/ Bitcoin por F.Capella





No hay comentarios:

Publicar un comentario

rillenri@gmail.com