23 diciembre, 2010

De la neopedagogía 2.0, hacia la catalepsia social (III)

¿Por qué certificarse en pensamiento crítico?

Sabemos que la moda actual, la del siglo XXI, arrastra al joven estudiante a "aprender a aprender" como remedio de cura a la "titulitis" crónica de los ochenta y noventa. Pero ambas posturas, se desmoronan por el camino cuando se rasca un poco en su interior y se comprueba que sus titulares son sujetos con mucha opinión pero sin fuentes. Ni los aprendices 2.0 de hoy en día, ni los masters con titulitis de antaño, apenas han leído los libros fuente.

Los libros fuente ya sean de la tradición clásica o moderna, pero afín de cuentas de la Tradición, son los grandes olvidados en la educación. En su lugar, la enredadera de links o el arbusto de apuntes de clase, han echado al container de la basura al vetusto libro arborificado.

Somos lo que leemos y serán lo que lean. De modo que si leen en rizoma serán rizomas pensantes. Pero ser un rizoma pensante no te asegura tener capacidad crítica para el análisis de lo real. En el entorno de un mundo 2.0, los signos en tanto semas ya no pueden ser leídos. La interpretación del mensaje deja paso a una selección de señales. Porque la educación remite, no ya a una formación en el conocimiento sino a un proceso de comunicación de mensajes, en un mundo concebido no como organismo sino como un cuerpo desorganizado.

Ya no podemos hablar entonces, entre "las palabras y las cosas", sino entre "las señales y los dipositivos".

La historia del joven, que no ha pasado por la universidad, inventor de ordenadores y programas en el garaje de un amigo, es el falso rumor, por el que se comienza el gran mito de un mundo de señales, llamado 2.0.

Se nos dice, por dónde naveguemos, que lo importante es lo no visible: el manejo de las TIC. Que el aprendizaje no se adquiere mediante la visibilidad de las calificaciones en el colegio, sino que se adquiere de un modo invisible a través de internet. También es frecuente leer que el aprendizaje ocurre cuando se está en otra cosa...¿navegando en la red?.

Pero el aprendizaje no ocurre ni sucede. El aprendizaje se busca y se encuentra. El aprendizaje no es ningún encuentro fortuito y gratuito, sino una búsqueda esforzada.

La neopedagogia recalca que la educación y el aprendizaje no deben fundamentarse en la memoria. Por eso, pienso yo, que quieren vernos a todos como sumergidos en el Leteo y olfateando en las flores del mal. Hay un fundamento anti-platónico en ella, cuando nos preguntan ¿por qué ejercitar la memoria si podemos disponer de Google?

Uno de los fundamentos de la neopedagogia 2.0, es que el mundo funciona-con...Internet. Se preguntan entonces, partiendo de una curiosa ontología: ¿Cómo funciona el mundo? y no ¿qué es el mundo?. El funcionamiento y no la esencia de las cosas es lo que prima en esa pregunta. Puesto que entre otras cosas, para esta ontología 2.0 las cosas han dejado de ser tales para pensarse como dispositivos funcionales.

La neopedagogía 2.0 se fundamenta también en los principios de la liberación. De la liberación política, religiosa y educativa. Como lo son los principios de la pedagogía del oprimido. Pero creer que el aprendizaje 2.0 liberará a nuestros alumnos de las cadenas de la escuela, es tan ingenuo como pensar filosóficamente que Foucault nos liberará de los patios cerrados y nos conducirá al paraíso libertario.

Del mismo modo, la neo-pedagogía 2.0 nos hace creer que el alumno será más libre y más crítico, cuanto mayor informado esté. Pero ellos confunden cantidad de información con cualidad de saber. La mayoría de las veces, esas toneladas de información que son como un océano para Odiseo, son antes ruido de fondo, que nada más. Nuestro alumno 2.0 es Odiseo atrapado por la seducción, en la isla de la ninfa Calipso sin poder volver jamás a Itaca.

Aunque no lo sepan, toda una Tradición sigue guiando a la neo-pedagogía 2.0. Y digo Tradición en mayúsculas, pues puede ser comparada la que todos conocemos como traición clásica. Es apropiado llamarla metafísica invisible porque no se detecta, no se visiona, sino que se padece (su rigidez y enclaustramiento) sin conciencia. Dicen que el alumno-usuario, "se mueve en unas coordenadas más flexibles": las del ciberespacio. Siendo el rol del profesor, no el tradicional sino el de guía para el autoaprendizaje. Sin embargo, se olvida la presencia de esa mano invisible bajo la forma del control a través de, ya no palabras-consigna sino de las nuevas palabras-contraseña, que registran todos los movimientos de comunicaciones, entradas, salidas y pasos a través de la plataforma digital educativa, así como el tiempo de conexión on-line en el que el usuario-alumno permanece conectado. Y paralelamente a estos condicionamientos resulta lógico pensar también, cómo este marco espacio-tiempo peculiar, condiciona el desarrollo de los contenidos en el aprendizaje. Es en este sentido, que el cyberespacio es un espacio-tiempo configurador de una nueva subjetividad,

Pero es en el contexto de la tradición filosófica, donde se dirime la batalla entre los dos modelos de educación. Una batalla que en realidad es una lucha, por lo que en la terminología posmoderna (foucaltiana) se califica como "construcción de la subjetividad" y que otros llaman "tecnologías del yo". Esta dicotomía se refleja en la oposición conceptual entre "subjetividad" y "subjetivación" que a su vez, quiere estar vinculada a dos modelos de análisis del inconsciente como son: el psicoanálisis y el esquizoanálisis. Piensen que la "subjetividad" se asocia a un Concepto de la identidad del yo que vive en las "sociedades disciplinarias"; mientras que la "subjetivación" se asimila a un Proceso de afección dentro de una diseminación de la identidad del yo, que convive en las nuevas "sociedades de control". En el fondo, estamos dilucidando acerca de una polaridad, si quieren, entre un Yo en tanto "organismo" y un Yo en tanto "cuerpo sin órganos".

El primer atributo del aprendizaje 2.0, es funcionar-como-un agenciamiento maquínico de subjetivación. Quien dice "agenciamiento", dice "dispositivo" en terminología de Foucault. El dispositivo es una máquina-de-esquizoproducción. Y en esta línea, debe interpretarse el concepto del "dispositivos de persuasión" utilizando herramientas de social media. El proyecto edupunk, es un proyecto de creación de esas máquinas-dispositivos.

Como el proyecto llamado "rediseñadores" que proponía cuatro atributos de tales dispositivos: Aprender, Hacer, Diseñar y Viralizar. Este proyecto dio enseguida pie, al Manifiesto del Rediseñador. Que luego se conviritió en Manifiesto del Edupunker. Rediseñar es un eufemismo de "remodelar". Remodelar el Sentido. Remodelar es Redefinir los conceptos de qué es la Verdad y qué es el Conocimiento. Transformación del sentido de lo que es verdad, suplantación de lo simulado (virtual y digitalizado) por lo considerado tradicionalmente como "real" (mundo de la representación analógica). Esto es rediseñar, remodelar, redefinir a través de un pensamiento fundado sobre el CsO, para marcar las líneas de las políticas de educación y cultura. Rediseñar es en definitiva, rediseñar el campo social bajo los principios de la autonomía (autonomía en el sentido de "zona temporalmente autónoma", de H.Bey).

Un ejemplo de ello, es el de la potencia narrativa de los video-juegos que han dado el estoque final al modelo clásico del meta-relato. Otro ejemplo, es que la "notas a pie de página" son una especie en extinción, pues ya no hay ni página. En lugar de ellas, tenemos los "links" o enlaces del hipertexto. Pienso sobre la marcha, en que quizás muy pronto aparezcan "reservas de la humano-esfera", similares a los espacios protegidos naturales pero aplicados a espacios protegidos de lo no-virtual.

Permítanme ahora, un juego de palabras. Mientras que el yo-organismo es la unidad fundamental de la subjetividad: un "protagonista"; el yo-cuerpo-sin-órganos es un "protogonista" en el sentido de que es un auténtico "proto-gonós" o "primer-nacido", en sintonía con la tradición de Fanes: el hijo nacido del huevo simbólico. Es un proceso ontogénico de formación sin telos.

Y ahora entenderán algunos, porque el "cuerpo sin órganos" en tanto unidad fundamental de la educación punk fundada sobre las tecnologías nuevas de construcción de subjetivación, es como un "huevo de intensidades" un "ser-embrionario". Pues es el proceso epigenético del desarrollo ovular, como perefecto plan de inmanencia más asimilable a los modelos pedagógicos del llamado modelo "construcitivista" asociado a teorías como las de Jean Piaget o las ideas románticas del mal llamado "idealismo alemán" heredero más de las teoría mágico-herméticas, que no de la teoría hilemórfica aristotélica; pero esto es parte de otro artículo o mejor, de otro libro.

Si me pongo más metafísico, debo decir que la dualidad se presenta como una Metafísica del Adentro (filosofía de la representación o metafísica tradicional) o una Metafísica del Afuera (crítica a la filosofía/política/vida de la representación/Estado/Organismo). Y debe ser en este sentido, que contextualizo necesariamente otro orden de discurso, que se funda sobre la diferencia entre una fenomenología-de-la-célula y una fenomenología-del-nervio. Que en en el fondo, son la expresión de las dos velocidades del acontecimiento y de la vida. La velocidad de lo celular metabólico y la velocidad de lo neuronal neurobólico. Y volviendo al principio de esta serie de posts,... no digan que fue un sueño, por cierto ¿saben ustedes cual es la obra de cabecera del movimiento Cyberpunk, que es el padre del Edupunk? "Neuromancer".

La conclusión que deben ustedes recordar, es acerca del problema planteado en la lucha o guerra entre los defensores del Copyright y los del Copyleft, o entre los defensores de la educación de la autoridad del maestro y los que defienden la disolución del contenido magistral en beneficio del autoaprendizaje abierto.

Piensen por último, que estas asociaciones de luchas a distintos niveles, contienen de principio una lucha de carácter filosófico, entre la lucha por el poder social, ya sea a través de las tecnologías tradicionales de "lo político" sobre las "masas educadas" o por el contrario, a través de las nuevas teconologías de "lo comunicacional" sobre las multitudes sobreinformadas y e-ducadas.

Sean ustedes inteligentes, y recuerden que los corderos no quieren ni tan siquiera convertirse en una manada de lobos. Los corderos no quieren hacer ruido, sino ser silenciosos. Pues esta filosofía política del rediseño del campo social se produce, no por los tradicionales medios clásicos de un poder que regula o de un pastor que cuida el ganado, sino por otra forma de poder cuyo sujeto es un agricultor que planta semillas o memes, para que éstos crezcan solos. Un modo o teoría aplicada de los dispositivos y agenciamientos maquínicos de producción esquizo de lo social, que no se impone desde arriba sino que se "expande" desde abajo (espacios educativos de innovación "bottom-up") para transferir (Knwoledge transfer), traducir (Knowledge translation) y producir conocimientos y saberes (Knowledge production) de un modo subliminal. Pues el proceso de plantar semillas, producirá el efecto de suplantar realidades.

Por último, y volviendo a las fuentes...aunque postmodernas, deberían todos ustedes leer los libros fuente o libros árbol aunque sean de: Marshall Mac Luhann, de Scott Lash o Niklas Luhmann entre otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

rillenri@gmail.com