10 febrero, 2018

La Rebelión revelada.

La rebelión etimológicamente, evoca a la guerra (bellum). El rebelde es belicoso reiterado (re+bellum). Aquel que sea de naturaleza bélica o guerrera perseverará en la lucha. Y por tanto, según la etimología latina, el rebelde nace, no se hace, y hasta la muerte será un rebelde. Recuerdo a propósito, el lema "Donec Perficiam" de las Reales Guardias Catalanas o Guardia de Corps de Carlos de Austria, durante la guerra de Sucesión Española.

En este originario sentido, la rebelión es hija de una naturaleza bélica y por tanto va unida indisociadamente al concepto de “violencia”. Pues la guerra es la manifestación suprema de la violencia.

Otra insurgencia vinculada  a la “rebelión” es la “revuelta”, que aunque etimológicamente procede de diferente raíz, la revuelta es hermana de la revolución. Parece como si la rebelión fuera idea de los pueblos antiguos, mientras la revuelta lo fuera de las poblaciones modernas. Si los pueblos se revelaron al modo clásico, las poblaciones se revolvieron en su modalidad moderna.

Piénsese en la rebelión unida a la traición durante la época de los arcontes de las polis griegas,  o de los césares en las repúblicas romanas. Por el otro lado, la revolución es una insurgencia asociada a la revuelta francesa, propia ya de  los tiempos modernos.

Podríamos resumir la cuestión sobre la distinción del sentido entre ambas, al simplificar y decir que, en las repúblicas de la Antigüedad se daba la rebelión, mientras que en las repúblicas modernas se dio la revolución.

Además, tenemos el término de  la “revuelta”,  que estaría entre las dos, Aunque más hermanada etimológicamente, a la “revolución” y siendo fenómeno más propio de la Edad media, donde las cortes de los nobles príncipes , eran comunidades políticas siempre vigías de la sublevación dentro de la propia corte.

Además de esta tríada esencial (rebelión, revuelta y revolución), hay un abanico complementario de sinónimos: la turba, la insurrección, el alzamiento, sedición o la sublevación.

El giro actual (post-moderno) o cambio de paradigma en materia de revoluciones, se centra en torno al concepto de “fideles”. En todas las tres anteriores (clásicas, medievales y modernas) la fidelidad que el pueblo sentía hacia el poder, era el elemento de dominio que quedaba deshecho. En la rebelión, la fidelidad militar se quebraba. Como en la revuelta, se roturaba la fidelidad a la corte principesca. Y como en la revolución, quedaba rota la fidelidad al monarca absoluto o al Estado absolutista.

El giro, decía, se da cuando ya no se trata de una grieta en la “fidelidad” del socius, sino en la disolución de un lazo basado en la “disciplina”. Podemos adoptar la definición de Foucault cuando categorizó a las sociedades contemporáneas como “disciplinarias”. De modo que el tránsito sustancial sucede en el cambio de la fidelidad a la disciplina. Si la fidelidad es a la fe, la disciplina a la obediencia. Pensemos en Nietzsche cuando anticipa la esencia de las sociedades post-modernas o post-industriales en el marco de una postmetafísica, como aquellas que han matado a Dios, al Ser, al Estado, refiriéndose en abstracto al hombre de las sociedades sin fe y por tanto sin fidelidad.

Aparece a partir de entonces, con la posmetafísica que incluye también al posestructuralismo en tanto deconstrucción de toda estructura,  la crítica a la sociedad de la disciplina o sociedad de la obligación/obediencia. Lo común que se sustentaba hasta a entonces,  por la obligación obediente, aunque fuera a través de un contrato social de mínimos en caso de Liberalismo, o de máximos en el caso del Comunismo.

Si en las sociedades de la fidelidad al poder, éste simbolizaba la “autoritas”  que dictaba los dogmas de fe, en las sociedades de obligación el poder simbolizaba esencialmente una “potestas” que legislaba con leyes y deberes de obligado cumplimiento. De las castas platónicas en La República, a las instituciones con sus clases sociales que teorizó el marxismo. Del Estado de fidelidades al de las disciplinas. O en términos de Foucault, de las sociedades de soberanía imperial a las sociedades institucionalizadas de disciplina.

El último paso, tránsito o giro en materia de revoluciones, rebeliones o revueltas, es por lo tanto el alzamiento no contra  la fidelidad ya desaparecida a lo largo de la Historia, sino contra la obediencia de la disciplina obligada. Estoy hablando de la insurgencia en tanto “des-obediencia”. A partir de la teoría de Thoreau enunciada en 1849, aunque llevada a la praxis por Gandi y posteriormente por Luther King. Es en 1970 cuando la desobediencia civil como forma de resistencia fue justificada por la propia H.Arendt, siempre que fuese no violenta. En este sentido su no-violencia la hace no sospechosa de la "re-bellum". Pero está claro, que no toda violencia tiene porque ser activa. La resistencia pasiva como expresión de desobediencia o insumisión, realizada por una masa crítica con sus intereses particulares, ejerce explícitamente una fuerza de coerción, de violencia socializada al estilo diríamos del escribiente Bartleby. La Okupación del espacio público por esa masa resistente con intereses estetizados bajo un lobby humanístico con ideales trascendentales para la Humanidad, es otra astucia del desobediente.

Vivimos hoy, desde ya finales de 1960, en las “sociedades de desobediencia”.

Comprobamos que hemos transitado de las sociedades basadas en la disciplina y  sus instituciones como espacios de reclusión concéntricos (escuela, cuartel, fábrica,..) a las actuales sociedades de indisciplina y sus tiempos de reclusión. Nuestras sociedades ya no son de disciplina, sino que ahora son sociedades de desobediencia civil. El traidor es la infidelidad de los clásicos, como el tramposo (astuto) es a la desobediencia de los post-modernos. Si la estructura como espacio social según definía el estructuralismo desde la lingüística y Foucault desde la política, fue el núcleo de las sociedades disciplinarias, ahora es la red como tiempo de reclusión, que conforma estas nuevas sociedades indisciplinarías o desobedientes.



Pero estas sociedades desobedientes son también sociedades de control. La desobediencia civil en el tiempo de las redes de internet. Por tanto, no debemos olvidar que de facto, vivimos ahora en redes de tiempo y no en estructuras de espacio. Estoy convencido que el posestructuralismo era un pensamiento que sin saberlo nos conducía a la “Net-Ideology”.  Y por ello, nuestra sociedad global es una sociedad paradójicamente,  desobediente y controlada. La desobediencia controlada, a través de nuestra sociedad en red.

En este sentido, la desobediencia civil no tiene nada que ver con Gandi, sino con la sociedad de control. El “empowerment” es el concepto que nos permite superar la paradoja y enlazar la desobediencia civil con el control social.

La sociedad es ahora un juego de flujo y reflujo, entre el control algorítmico de las multitudes (antes masas) y la desobediencia humana de los ciudadanos impotentes que a la vez son individuos conectados a la gran máquina de control social (net www).

El ejemplo de esta descripción teórica de lo social, lo encontramos en las llamadas revoluciones del 2000: la del post-11M, las mareas, o la del 15M en España, las revoluciones árabes, la de Hong-kong, y las demás revoluciones de colores que en los últimos años se han producido con más o menos éxito a nivel global.

La última de ellas, la hemos padecido en Catalunya. Cataluña con la campaña de propaganda del Independentismo, ha sido coloreada del amarillo referenciado como Pantone 109c ( según especifica el Plan de la ANC i Omnium). Los máximos dirigentes de este “proceso pseudo-revolucionario” y en concreto los gestores de la ANC con apoyo del Independentismo institucional de la Generalitat, no dudaron en contratar los servicios de la mejor empresa de márqueting y propaganda política digital del mundo: BLUE STATE DIGITAL (en documento del plan deComunicación de la ANC):

Podemos hablar de movimientos revolucionarios dirigidos y monitorizados por algoritmos y equipos humanos especialistas en la propaganda política dirigida a convencer y seducir a esas multitudes que se creen empoderadas. Fíjense como la ANC detalla su campaña de propaganda independentista, en términos de monitarización de las masas revolucionarias del "procés" que no son más que bases de datos bajo control:

BLUE DIGITAL STATE en (https://www.bluestatedigital.com/eu/).
Joe Rospars is Founder & CEO of Blue State Digital, the creative and tech agency for causes and brands looking to transform how they engage people. From Google to UNICEF, Obama to MIT, Tate Modern to Ford Motor Company, Blue State Digital helps grow communities, build platforms, and transform organizations for the digital age.
Joe was President Barack Obama’s chief digital strategist for both the 2008 and 2012 campaigns, overseeing the digital integration of the unprecedented fundraising, communications and grassroots mobilization effort. 


Juan Verde, uno de los ejecutivos de Blue State Digital, se unió al equipo que dirigía la Campaña de Propaganda que hizo famoso el YWC de Obama. Este personaje cuenta lo siguiente (estremecedor) en una artículo de su puño y letra:


Al margen de la escandalosa referencia a la propaganda hitleriana, que reconoce Juan Verde, ¿no les suena la última referencia a la propaganda del Independentismo? ..apelar a sentimientos positivos, al amor, a la esperanza, al legado que dejaremos a nuestros hijos...

Todas esas revoluciones basadas en la desobediencia-por-control, están cortadas con el mismo patrón del empowerment: desde el YES WE CAN de Obama, el SÍ SE PUEDE de Colau y Podemos, al reciente HO PODEM TOT de los independentistas catalanes.

¿No deberíamos, de una vez por todas, decir que la multitud empoderada no es fruto de una Inteligencia Colectiva, sino de una caterva estólida?

El "fet diferencial" del catalanismo de Pujol podía tener su gracia bajo el manto del Plan político que dideñó en los 90 para sumergir a los ciudadanos en un inmersión nacional-catalanista desde un neoromanticismo estatalista de una joven Generalitat, pero la del independentismo de los 2000 (continuación del proyecto de autodeterminación pujolista), es el "fet diferencial" más común y vulgar de los empoderamientos de las nuevas multitudes tumultuosas, bajo el control de la propaganda y la red.

Todo lo dicho hasta aquí, no quita de razones al sentido común y no al odio sino a la memoria, para mostrar una evidencia: por supuesto que la Desobediencia planeada a través del márqueting político de última generación y de las instituciones (Generalitat y Ayuntamientos) ha sido un golpe de régimen. Cualquiera que vea los primeros dos o tres minutos del video de la presidenta Forcadell, en aquella proclamación política e institucional de la DUI, no le quedará más remedio que confesar que fue un acto de rebelión, revuelta e insurgencia. Aquello no fue un sueño, fue real.


https://youtu.be/J00C14JhSDA
ALÍ BABÀ I ELS 70 COLPISTES
Si això no va ser un cop d'Estat, rebelió, sedició, insurgència, revolució, revolta... o deconstrucció de la metafísica, que baixi Déu i...els perdoni!
Per això, no és la Ideologia sinó la Praxis política, la que ha de ser penada. La praxis política que declarà un 9régim, en contra de la llei vigent democràtica (Constitució i Estatut) i que per sobre de tot, va pasar per damunt i sense miraments, del dret de més de 3 milions de catalans en contra de la Independència. Això no és violència contra el dret democràtic que respecten al menys 3 milions de Catalans i 40 d'espanyols? Es que declarar unilateralment la Independència, des del Parlament, no és violentar la separació de poders? Som aquests 3 milions, els que ens hauríem de sentir víctimes de la Praxis totalitària d'una ideologia, que en aquest cas és l'Independentisme (no és la Ideologia, podria haver sigut en nom del Veganisme), que no respecta drets universals, i tira pel davant al modus més totalitari i feixista. ...Els 70 del video, a la garjola! Que són més responsables que els Jordis (titelles sense responsabilitat institucional de govern). O és que era una broma pesada?
Más que una broma de mal gusto, y pesada pues dura ya más de ocho años y cara pues se han gastado millones y millones de euros de nuestros impuestos en tal broma payasa. Pero, no es broma, es más bien un farol del jugador tramposo (el tramposo en las sociedades de desobediencia). Un farol para forzar al Estado a pactar la Independencia,  o un farol (pues no había estructura de Estado alguna) para hacer un pulso al Estado y si no, hacer un chantaje a Europa. Esa es la verdad del farol-de-la Desobediencia Independentista.

Un farol del tramposo insurgente, que no una llama de luz revolucionaria. Un farol que debe ser penado en proporción a las consecuencias de la jugada.

Ah! El próximo post quisiera hablarles de la okupación en red del territorio a través de los CDR (Comités de Defensa Revolucionarios) o de la República catalana, basados no ya a partir de la desobediencia civil de Gandi, sino de la vigilancia intervecinal de Fidel Castro. Ojo, que esto del Procés, aún no ha acabado.









22 diciembre, 2017

Insumisos al Nacional-Catalanismo.

Los independentistas han jugado muy fuerte, tanto que se atrevieron a dar un golpe de régimen sin tener ni legitimidad, ni la legalidad de su lado. Sin miramientos, abolieron la democracia constitucionalista y proclamaron el nuevo régimen republicano con la pueril justificación del "mandat del poble". Un Poble, que ellos tomaron al asalto. Dos millones de ciudadanos decidieron cambiar la vida de 5.500.000 con derecho a voto. El golpe de régimen se expresaba en un quebrado simple: 2/5,5 o lo que es lo mismo: 4/11 imponen su voluntad sobre 7/11 partes de la sociedad catalana.

Pero aunque fueran 7/11 sobre 4/11, ¡qué política tan mezquina, es aquella que se salta las reglas de lo común o que hace trampas a media partida, o que inventa un relato a través de la misma maquinaria institucional, que le ha otorgado su Estado, su Constitución y su misma sociedad, a la que repudian y de la que ahora reniegan!

Eso es la legitimidad del cara dura amoral y del brazo fuerte del inmoral. Como decía Jordi Sánchez (llum als ulls i força al braç) en plena campaña. Sí con luz en sus ojos, pero con las pupilas tan iluminadas que parecen haber visto el paraíso.

En fin, después del golpe, más de lo mismo. Puigdemont y sus pupilas dilatadas nos volverán a conducir hacia...el fracaso final. Los Indepes, lo tienen claro: o todo o nada. El expresidente sigue, a día de hoy, espoleando la dialéctica del guerra-civilismo (golpe republicano del 15M Indepe, versus los constitucionalistas del 155). Ahora en este año 2018, su estrategia de guerra y violencia simbólica, irá dirigida contra la Monarquía en favor de la República, con el fin de atraer al electorado podemita hacia la independencia.

Puigdemont pide desde su visión alucinatoria del Paraíso, tres deseos a la Monarquía española: rectificación, reparación y restitución. Rectificar es retirar el 155; reparar es amnistiar a él y a los detenidos; restituir es hacer efectiva la República que ya declararon.

Pero no han caído (o sí) en la cuenta, que pese o porque precisamente son dos sobre 5,5 millones, no poseen: ni la moralidad para pedir rectificación,  ni tampoco la legitimidad para pedir amnistía o reparación, ni por supuesto la legalidad para exigir la restitución de su República. Pues han demostrado ser: inmorales al fracturar la sociedad, ilegales al abolir la ley vigente, e ilegítimos al apropiarse de la voz del pueblo.

La lógica Indepe más que una razón, sigue siendo una ensoñación "puig-daemónica", cuya trinitaria naturaleza ha sido: la inmoralidad, la ilegalidad y la ilegitimidad.

¿Y si, después de todo, seguimos los que no somos indepes golpistas, la misma lógica sofística de estos 2 millones?

¿Y si nos ponemos en "modo espejo" para ver si reflejándonos en ellos, éstos reflexionan y dejan de estar iluminados?

Y si les devolvemos las mismas movilizaciones y campañas de propaganda-acción de una multitud empoderada, enfocada hacia la insumisión republicana?

El electorado está bipartido, como "el poble". La nueva República del "seu poble format per 2 milions" o la vieja Constitución de la "ciudadanía" súbdita de la monarquía que para ellos no es digna de "ser poble". Pero además, hubo un millón que no votó, que no se acercó a las mesas de votación para derrocar la Constitución....
¿Y si esa ciudadanía, que no-som poble, se rebela insumisa (como ellos hicieron) contra su nuevo Estado, su nuevo Fisco, su nueva República? Eso sí, siempre pacíficamente.... Y si aplicamos sus inmorales razones o sus insensatos discursos....


Hay 2 Catalunyes: 
Això no va d'Espanya subsidiada i Catalunya productiva!  

Haya una CATALUNYA, de la red mafiosa, que roba por nuestro territorio, en todas las instituciones catalanas: fundaciones, ayuntamientos, clubs de futbol, patronatos, palacios de la música, concesiones administrativas, obra pública, consorcios, oligopolios,....


Y hay otra, que es la misma: la que vive de esas redes clientelares de un microEstado catalán, mafioso que lidera la corrupción con 303 encausados.

Això sí va,  d'una Catalunya subsidiada por la red del estado-mafia i una Catalunya productiva al margen de las instituciones y del aparato gubernamental. Parlem-ne...del finançament i déficit fiscal!


Como hace 150 años, la Catalunya interior, pairal, de subvenció i tractorada...es otro país...el 3% de la Catalunya profunda.

Por otro lado, hablando de subsidiados y subvencionados no productivos. No hablemos ahora de la Máquina de fabricar opinión pública, subvencionada i sucada dinerariamente en cada presupuesto anual de la GENCAT, desde los públicos a los privados, de La Vanguardia a TV3. Hay otros más, els de la llista que ha quedat segona, no primera, a 100.000 vots de Ciutadans, està plagada d' individus que viuen de subvencions, xiringuitos i despatxos a costa del pressupost públic de la Generalitat indepe. Solo hay que mirar los presupuestos de cada año e ir al listado de organismos, entidades, empresas públicas y fundaciones que comen de la mano de la GenCat...
Ahora, si somos rebeldes e insumisos al independentismo totalitario... ¿Porqué no proponer con la misma lógica indepe, un nuevo Estado neocatalán?
Algunos ya lo han pensado, bajo el nombre de TABARNIA:



¿Algún problema, Puchi?




07 diciembre, 2017

No es Independentismo, es Populismo.

No se trata de un "procés" político en anhelo de un ideal de soberanía. Es en realidad, la movilización populista de una masa con pánico a la pobreza, controlada y dirigida por la casta dirigente que ha gobernado los últimos treinta y cinco años.

Es un horizonte de subsistencia, el que infunde miedo a la clase media en Catalunya. Esa masa popular, que configura la franja amplísima de clase media-alta y media-baja, de la ciudadanía catalana. Esa amplia y masiva clase media, que ansía para su causa, el Independentismo. En tanto es la fuente legitimadora de su denominada "transversalidad". La misma transversalidad de la que ha presumido la propaganda independentista, pero que al final no ha logrado del todo manipular. Pués tras perder la paciencia, los independentistas dieron el golpe al régimen constitucional (unilateralidad) y  con ello, cerraron (espero) definitivamente las puertas a esa deseada clase media, de la transversalidad mayoritaria, a la que pretendían embaucar.

El vaticinio funesto que algunos sociólogos y economistas pronosticaron, ya en los comienzos de la gran crísis de 2008-2009, ha calado en el pueblo catalán: la clase media que consolidó el llamado Estado-de-Bienestar, está pronta a desaparecer.

¿Qué futuro escenario socio-económico les espera a las nuevas generaciones, hijos y nietos de esa clase media aburguesada en el confort de un trabajo para toda una vida y una pensión cómoda durante la vejez?
 Cuando la masa o mole gigantesca de la clase media (sea media-baja o media-alta) ve peligrar el nivel de confort y su estatus alcanzado durante los últimos 40 años, la sociedad se derrumba.

Cuando la sociedad se derrumba, al borde de una revolución entre desesperada y conformista, surgen los incitadores o movillizadores institucionales de las clases dirigentes, que habiendo sido las máximas autoridades responsables de la gestión del sistema, ahora se re-proponen como los líderes mesiánicos de una solución salvadora para la clase media.

En el fondo, se trata de un cambio en la naturaleza de las sociedades capitalistas. Su naturaleza pasó de ser líquida en siglo XIX y XX, a ser actualmente gaseosa. Es un fenómeno mundial: "La deuda global se calcula cerca de los $225 Billones, frente al PIB mundial de unos $80 Billones". (Antonio Iruzubieta) .
El Estado-de-Bienestar ha sido esa ilusión óptica, un espejismo en el desierto de nuestras sociedades modernas. La Deuda lo es todo y nada hay  sin deuda pública. El Estado-de-Bienestar ha sido el oásis imaginado por un pensamiento débil (Váttimo) denominado social-democracia. Pensamiento diseñado por marxistas reciclados (el psoe de González, por ejemplo), en cuanto tomaron el poder bajo la clase social del alto funcionariado estatal. Éstos, en convivencia con la Banca, fueron los seguidores de la doctrina keynesiana, a partir de la cual el Estado se convirtiría en el motor principal del progreso occidental, por medio de dos estrategias macroeconómicas: la inversión pública financiada con deuda infinita y la fiscalidad social a través de la presión sobre los indiscriminados impuestos indirectos.

Los que no tienen ni puñetera idea de Economía política, os dirán que esas políticas fruto de la pinza: Estado del bienestar & Bancocracia, eran hijas del Neoliberalismo...¡Pobres insensatos! Pués ha sido todo menos liberalismo. El bipartidismo nacido del sistema de la Transición, entre el PP democristiano y el PSOE socialdemócrata, no se ha salido de esas políticas del espejismo keynesiano, que han generado oligopólios y decretado leyes contra el verdadero libre mercado. Los nexos corruptos entre empresas y políticos han sido todo menos libre mercado (el 3% por ejemplo en Catalunya). Las puertas giratorias entre Generalitat/o Gobierno de Madrid y las grandes empresas, tampoco son atribuibles al libre mercado. El proceso evolutivo de la deuda estatal desde los 70 hasta la explosión en 2008, no es una estrategia liberal, sino más bien es fruto de un "capitalismo de Estado".
Veamos como Catalunya, durante los años de gobiernos autonomistas y constitucionalistas, que practicaron el "peix al cove" (los mismos gestores que ahora se re-postulan como salvadores de la Nación) han incrementado su deuda pública, en relación a distintas variables:

En paralelo la opinión pública, es decir el "consenso social" mayoritario o más vociferado por los mass media catalano-nacionalistas, ha ido mutando. Correlativamente a la evolución del aumento de indepes, se producía el incremento del endeudamiento público (autonómico y estatal). Y causalmente, los indepes fueron naciendo en sincronía con el desbordamiento de esos gobiernos por la deuda pública creada. Ineficaces  y corruptos, tanto en Cataluña como en Madrid.
 

jcdiez 02Todo parece indiciar que el "sentiment indepe" es fruto de la sensación (manipulable) del miedo y en algunos, del pánico a perder el status de confort que la clase media ha disfrutado en los años de democracia constitucionalista. El espejismo se ve en el gráfico que muestra como el empleo creció en estos años, el triple que en Alemania. Alemania por cierto, también ha despertado de su sueño alemán, estimulado desde la reunificación: ahora tienen actualmente, unos 10 millones de contratos "minijobs".

¿Quienes pueden ser los agentes maléficos que han puesto en peligro la clase media? Pués aquellos que diseñaron y mantuvieron el sistema. El Independentismo proclama: los causantes de la catástrofe socio-económica no son otros, que los españoles y su Constitución. Esto es Populismo y del barato, nada elaborado intelectualmente.

Recordemos las proclamas de estos últimos años de presión y "setge independentiste" al sistema democrático constitucionalista: "Espanya no ens reconeix la nostra cultura", "Espanya ens roba", "Espanya ens humilia". Ahora el lema se radicaliza aún más, en tiempos de guerra abierta después del intento de intento de golpe al régimen constitucional. Ahora se trata de: "a Espanya no hi ha democràcia" o "Espanya és un Estat repressor i feixista", ....

Y el pueblo, que es estadísticamente la gran clase media, cree que es así.

En los tiempos de la Alemania prenazi, la gran crisis económica y social antes de la segunda gran guerra, provocó las devaluaciones de la moneda alemana que acabaron por destrozar a la clase media. Ahora, en el siglo XXI, hay devaluación de salarios y trabajo precario. Hay excluídos del bienestar, por ser demasiado jóvenes o por ser demasiado mayores. El salario medio en Cataluña como también en España, fue en 2016 de 26.710€ al año, en 2014 de 22.697 euros anuales. En la Catalunya de 2015, el salario medio fue de 24.321,57 euros.

Pero lo cierto, es que "la media" (de una teórica clase media) no representa ya la realidad social, pues el salario más frecuente es de 15 o 16.000 euros anuales. El salario más frecuente en Catalunya y en España, es el de mileurista.
No se dejen engañar por la fórmula del ínidice de Gini (que es muy cool pero muy mentirosa). Mejor miren este gráfico que queda más claro: el 75% de trabajadores como mucho llegaría a cobrar 1.400 euros netos mensuales. Pero además,  el  45 % de trabajadores cobra por debajo de 1000 euros netos mensuales y eso es como estar en riesgo de pobreza:


 Paralelamente observen quiénes defienden la Independencia:
El apoyo a la independencia tiene raíces económicas y de origen social

Está claro que la movilización por el Independentismo tiene un sustrato socio-económico: el de las clases dirigentes y media-alltas que ven peligrar su status (PdCat, clase política en general y alto-medio funcionariado) y por otro lado la de las clases medias-bajas que se han sido pasto del populismo.
El apoyo a la independencia tiene raíces económicas y de origen social

Los seguidores de esta vieja religión que es el Nacionalismo, ahora afirman que en realidad, no se trata de nivel de vida ni de bienestar económico. Algunos, lumbreras, otros como aquellos que decíamos al comienzo del texto, los que iban de marxistas reciclados en burgueses-progres de la social-democrácia  y ahora desengañados de sí mismos y del sistema, se han convertido de pronto a la fe del Independentismo. Éstos indepes agregados, que dan músculo a la movilización indepe, dicen que en realidad: no se trata de clases sociales sino de formación y estudios: a la fi (no, al final) a veure si ...

En el país más culto de la historia reciente de Europa (la Alemania de los años20), se produjeron los episodios de populismo más ilógico de la Historia. No me refiero a Arendt y su "banalidad del mal" sinó a la previa. A una diría, cultura espectáculo, que es como un adorno en tiempos del bien, pero cuando llegan los tiempos del mal se muestra indefensa, acrítica y obediente como la del rebaño. Bien especifiquemos, cuando el capital era fundamentslmente "líquido" la sociedad se portaba como un rebaño del pastor, pero ahora al ser esencialmente el capital una entidad gaseosa y el mercado un estado de plasma, la sociedad se comporta como una manada, cardúmen o enjambre. Está claro que el Independentismo es más un enjambre de abejas o bandada de aves (sg XXI), que un rebaño de ovejas dirigido por un lobo (sg XVIII, XIX y XX). El independentismo ha tomado las calles, como lo hizo el otro populismo del 15M, por medio de la máquina-de-guerra de la "Ciberturba" (ver mis escritos anteriores). Está igualmente claro, que el Populismo postmoderno, no es de masas molares sino de multitudes moleculares (reinterpretando a Canetti gracias a Deleuze). Este Populismo de la Multitud, se autodefine con un eufemismo: "Empoderamiento" (Yes, We Can! de Obama, o en castellano ¡Podemos! de Iglesias y Errejón, o el "es pot" de los Comunes de Colau). El Independentismo ha simulado ser un Populismo de enjambre, a través del ciberactivismo de ANC y Omnium, controladas por la élite política e institucional nacionalista y suoervisadas por el aparato-de-Estado de la Generalitat. Tengo la impresión de que al "Podemitismo" le ha robado la cartera, el Independentismo.

Desde esa perspectiva, la cultura que uno pueda adquirir en la Universidad o en el bachillerato, es tan débil que si no se trabaja y se rumía con calma, después durante años, es papel mojado ante una ola populista. Bueno, tener estudios universitarios en la sociedad actual, no socialmente pero sí tecnológicamente "abierta" (reinterpretando a Popper), no es garantía de nada. Siguen prevaleciendo las relaciones sociales (enchufes, siempre dichos) ahora llamados "conexiones". La Universidad por otro lado, no te ayuda a pensar, sino a conocer. Se puede saber mucho de una especialidad pero no llegar a pensar bien. Y al revés. Fíjense en mí, mis dos carreras universitarias, tres másters y algún postgrado, no me garantizan dejar de ser un mileurista. Pero y por encima de todo, tampoco me da bula para convertirme a la nueva religión populista, que las clases dirigentes y clasistas en Catalunya, han conseguido inocular a través de esa lucha y movilización de la clase media-baja y media-alta, que se la ha apropiado como suya.

En fin, los catalanes si somos un pueblo sabio o una ciudadanía equilibrada, no deberíamos ceder al populismo independentista: ni el derecho de propiedad sobre nuestra voluntad, ni el derecho de usufructo sobre nuestro descontento.



REFERENCIAS:











("Estamos en un Proceso, de empoderamiento popular, constituyente, para derrocar el régimen").

Vila: el relato soberanista ha permitido resistir la crisishttps://www.google.es/amp/s/elpais.com/ccaa/2014/12/10/catalunya/1418207489_009916.amp.html...  10/12/2014.







01 noviembre, 2017

Fresh, cool and kitsch, la història d'un Procés.

Plebiscitàries del cop, o de cop Constitucionals!

Els indepes, són homes de immensa fe però d'escarrensits principis i en aquest sentit són ànimes maquiavèliques...doncs la majoria dels seus dirigents són indepes des de l'adolescència. Però alhora han restat dòcils com a servidors públics (funcionaris) d'un Estat constitucional, durant els últims 25 anys. Ningú d'ells sap què és el mercat de treball. I en aquests últims anys, al patir la crisi dels 50, tornen a l'adolescència fent d'activistes radicals. Penso amb aquells jovenets "talibans" de CDC, de JERC, o de la CRIDA, que es manifestaven a "Barcelona 92" amb pancartes com "FREEDOM for CATALONIA" o "CATALONIA is an OPRESSED NATION". Mireu al Google, quins noms us surten!
Per això han fet i faran el què sigui per Vencer en la guerra del seu VniVers Viril. La seva pròxima jugada és col.ligar-se amb la gent dels Comuns per la República (uns indepes disfressats de podemites anti-sistema), encapçalats, no per la Colau sinó pel deixeble de Carod-Rovira: el de les ulleres que va com de despistat... en Doménech. Altre capítol a part, mereix en Fatxín, Dante (gautxo, què bueno què viniste!) què ars balla al ritme dels indepes, quan als inicis despotricava dels convergents i la seva corrupció de ls Sanitat, posant a parir, amb raó, a la familia dels ous d'or i de blanquejada gallina fiscal (fundadors del grup de propaganda de guerra, independentiste "ARA" que per altra banda durant els anys del procés ha rebut subvencions a dojo).

Per això seria bo, que els tres partits constitucionalistes formessin una sola aliança electoral. No necesitem Salvapàtries, per fer vida! Seria letal per a l'Independentisme, ara rabiós com un gos, la imatge d'un sol grup constitucionaliste (CsPPSc) en tant imatge d'un conjunt sòlid i guanyador_sumarien el 45% dels vots_ i serien a ulls de la ciutadania no independentista, un segur triomf. El desafiament s'ho val. A més la llei d'Hondt, fa trencadisses en els resultats d'aquells que no queden primers. De res serveix què Cs quedi el segon. Què s'ho pensin, abans d'anar per lliure. Alea jacta est!
Per altra banda, si les 3/5 parts de l'electorat català, és a dir si 3.180.000 vots recolzessin la Independència, el Govern d'Espanya i els constitucionalistes catalans hauríem d'entrar dins el relat secesionista. I Espanya es veuría obligada a reconèixer un subjecte, aliè a ell, amb legitimitat pel dret de soberania. Tot i així, la legalitat constitucional s'hauria de respectar. L'única solució ponderada, seria per a mi, un referéndum no d'independència (l'autodeterminació és simplement un eufemisme pujoliste), però sí de re-validació o no, del sistema constitucional (auto-constitucionalització!).  Si en tal referèndum constitucional, el resultat fos negatiu per 3/5 parts o més del cens, llavors la Independència seria el camí més just.

Però tal escenari somniat pels colpistes de la Independència, no és realista a dia d'avui. Doncs s'ha fet pales què el seu sostre d'acer són els 1.900.000 vots. No s'arriva ni als 2 milions, sobre un cens de 5.300.000 i una població de 7.500.000 de ciutadans. Així i tot, els indepes han forçat el canvi de Règim i han donat un cop d'Estat post-modern. Imaginin l'atmòsfera irrespirable pels demòcrates constitucionalistes, si fossin 3,2 milions...seria asfixiant.

Els inicis de l'Independentisme exaltat, en arrivar a la masa crítica de 1,2 milions seguidors, varen ser d'estil "fresh". Manifestacions alegres, familiars i festives com una costellada. La imatge era d'estar per casa, entre més senyeres que estelades, com en una excursió per la botiga de l'Ikea. Una República d'estar per casa: el Nou Estatut era la Independència camuflat dins d'un text autonòmic de segona generació, que blindava la pseudo-independència. Eren les primeres Diades, encara amb Pujol, Duran i Montilla encapçalant les manifestacions. Vaja trio! Sel's menjaren vius, després. Cadascú per la seva raó. Aquest sentit naïf de l'Estatut 9, es va aprofitar del bonomisme estúpid del zapaterisme montillesc.

En una segona etapa, del 2010 al 2013, van atraure a una masa crítica de 1,9 milions, tot girant l'estil de les manifestacions cap una tendència "cool". Ara les movilitzacions eren de disseny (com la cadena humana o la fletxa groga),  perfectament logotipades, hashtejades i teatralitzades com un anunci d'Estrella Damm a Cadaqués, una familia pija menjant fuet a la masia de l'Empordà, o una campanya publicitària de la noia Martini generant l'anarquia als carrers. L'estelada blava del capitalisme terralliurista (d'aquells Indians burgesos del XIX) havia anihilat  les bonifàcies senyeres del tarradellisme.

S'ho van creure: que els indepes eren cools, postmoderns, rebelds de disseny i fent política insurgent, al modus trendy. Van començar a pasar pantalles, anant de sobrats com els de la generació Y , o els nous rics de Silicon Valley, fins que sel's penjà l'ordinador.  Es van pensar que estaven més enllà del sistema, i què el sistema havia de ser hackejat. Van passar a l'altra banda, no del mirall, sinó de la pantalla.  Van creure's revolucionaris buguesos alhora què feien de sediciosos hipsters. Embriagats de autosuficiència pujolista, havien caigut al sot moral, havent inaugurat un nou modus de cop d'Estat: el cop postmodern a les "societats de control". Un cop d'Estat què era un estat-de CUP. El hashtack ideològic recordava el "DRY" martini del 15M: Democràcia, Real, Ya. Fins en això van copiar al 15M, vinculant Democràcia-Real a Indepentisme Virtual. Una mena de hackerisme polític tecnificat amb l'ús de les tecnologies de la informació i la comunicació.  Però la gran diferència era, què els insurgents rebelds era el propi govern amb l'aparell d'Estat autonòmic i alhora era la resistència als carrrers, amb la màquina de guerra dirigida per ANC i Omnium. Yo me lo guiso, yo me lo como...la síntesi hegeliana feta perfecció: la dialèctica entre el poder i la resistència, superada en una síntesi final anomenada Independència.

Primer va colar el relat a Europa, gràcies un brillant equip de comunicació internacional (i molta premsa nacional sucada amb subvencions) que va treballar de valent durant anys fent de la propaganda de guerra un relat romàntic i apassionat. Però es va acabar perfeccionant tant el relat de la guerra, i el discurs de la postveritat, què es convertí en esperpent, exagerat i a la fi, ridícul alhora que patètic. Al 2014, la Diada es va manifestar sota la gran V, no de victòria sinò de Vendetta. Hi hagut molt de venjança o vendetta, al Procés dels somriures. La més simbòlica és la de la numerologia: el 9N va ser en realitat el 9-11, com a vendetta del mític 11/9 (derrota de 1714). El propi 1-10 (1 d' octubre) és un desafiant 1-0 a l'Estat i al mateix temps el punt final del principi del fi d'un régim constitucional: 10-1 és el 10 de gener. Data quan va ser investit Puigdemont, com el president que els guiaria fins les portes del 9régim... veieu el twitt fixe d'Oriol Junqueras el mateix 10 de gener!

Però l'Estat espanyol, encara que tard, va reaccionar: el 21-12 és cap-i-cúa, principi i final, alfa i omega del crismó (JXS=Junts pel Sí) d'aquest procés secesionista. I alhora es podria llegir com "to want D" o 21D on la restauració de la D  és la restauració de la veu del Demos i per extensió Democràcia. Encara hi ha un altra de ben curiosa, quan el dia D de la Declaració DUI, va ser el 27-10-2017 (27102017). On la DUI va ser votada per 70 sís, 10 nos i 2 blancs (701012).

Ara ja no es tractava del DRY Martini amb l'estelada blava del PDCat, sinó de l'okupació insurgent amb l'estelada vermella dels cupaires quinzemistes dirigits per la ANC,  fent "acampada-Sol" als col.legis, 48 hores abans de la batalla de les porres. Imitant així descaradament, a moltes d'altres insurgències arreu del món, en forma d'okupació resistent: com la revolta de Honk-kong al 2011 (Occupy Central with Love and Peace).  Dante, el fachín, ja ho va escriure en un diari, mesos abans del 1 d'octubre: "¿Y si convertimos el 1-O en un 15-M?".  No van tenir cap remordiment moral, alhora de movilitzar pel divendres nit, a nens de primària per fer vivac als centres escolars, en espera de la guerrilla de diumenge. Resistència activa, li diuen, com les tècniques dels grups antisistema, usades a tot el món per generar inestabilitat y anarquía contra el sistema. La pau de la població, és denominador comú , representada per la resistència de V, contra un Estat repressor. El govern espanyol, cau a l'engany. On tenia els serveis d'inteligència? Badant! I la UE va caure també de quatre potes.

Però Europa per fi, innocentment tard, se'n va adonar: la Srta Caos del vídeo "Help Catalonia", enlairant l'estelada de la DUI simulava la grotesca mascarada de la V de Vendetta. El somriure revolucionari en realitat ha sigut la riallada del jócker foll independentista, o el somrís enmascarat del Guy Fawkes (el jove conspirador d'Anonymus). Ja va ser masa! I el conte del moviment indepe va recordar de sobte, a una tv-movie melodramàtica e infumable, de diumenge a la tarda. La post-veritat s'havia perfeccionat tant, què es va convertir per sobreactuació en una mamarratxada fatxenda.

Setmanes després, el sant pare de l'esglèsia podemita, finalment no va poder-se contenir: el 155 és la contraréplica al 15-5 (15Maig) català. Tornem a recordar la numerologia simbòlica en el subconscient social.

El mateix patetisme del patriotisme indepe, es va constatar a l'últim acte de l'obra mal feta: la escena de la votació secreta del passat 20 d'octubre, amb el parlament mancat de la meitat de diputats just al moment de la declaració oficial d'independència. Amb la Forqui anar contant les 70 paperetes de la Srta Pepis. La escena següent, va fregar el "kitsch" quan entre  les escales del parlament, un grup de personatges que semblaven sortits d'un anunci de Ferrero-Rocher, celebraven la declaració, amb cares esmaperdudes, transfigurades, teatralitzades amb faccions còmico-tràgiques, que amagaven a la conciència els malsons subconscients de la rebelió o la sedició, altrament escenificada pel ball de bastons dels batlles amontegats més avall de l'escala.

Però aquest penòs i ridícul episodi de la Història catalana, encara ens deparava una qui sap si última sorpresa. Puigdemont, el Comín  i dos més, fugint per la frontera de La Junquera, amb un 127 verd, color pèsol, per anar a veure una peli a Perpignan.. S'ho imaginen! Què donarien vostés, per veure la cinta de video de la comandància al lloc fronterer, on es veiés als cinc ocupants amb perruques, mirant per la finestra com fent-se l'anglés, traspasant el territori espanyol i encetant camí cap a Marsella. Puigdemont  havia estat esperant als seus coleges de Barcelona, just a la sortida "Chirona centre" AP7, perquè el recollisin mentre tothom estava gaudint del Girona-Madrid. Què entremaliat dimoniet, aquest Puigdemont! Fins i tot va penjar una foto del cel radiant de Barcelona, com si estigués a Palau, quan dilluns era ben ennuvolat i gris. El cel de Barcelona era l'estat d'ànim del catalanisme. DeMont, Puig de Mont. L'exili a la belga, l'estava esperant. Com si fos el Tarradellas, ara fa 40 anys. Els 40 anys dels Catalans pel desert, caminant com escoltes d'un pujolet a un puig de mont. Friso per veure'l de peregrinació a Montserrat. Quin home d'Estat, aquest Puigdemont! D'estat Kitsch.

I hores més tard de què Puigdemont fugís de nit per La Junquera, Junqueras entrava de matí a TV3.

Si ho veiés en Tarradellas què diria?: Ciutadans de Catalunya! Ja us ho vaig dir! Aquest MHP i Senyor, sí què tenia dignitat.
Els catalans em perdut la dignitat amb aquest gran xou del procés que ha inclós un pseudo-cop d'Estat i no ens mereixem que a Europa sen's reconeixi per haver fet tant el ridícul, ... o sí. Em crec que els Independentistes del Cop d'Estat revolucionari han volgut anar d'Indignats del 15M  i han acabat com Indignes del 155, davant la mirada de les democràcies europees. Ara, això sí, de bon rotllo, un cop d'Estat! I amb la histèria nacionalista: ep, què el món ens mira!

Europa escolta: Som i serem Catalans! Si voleu fins i tot, surreals tocats per la Tramontana, però no folls! Per això guanyarem a l'Independentisme... o no. Depèn d'un Nosaltres: els Catalans!

29 octubre, 2017

Síntesis intuitiva de la Teoría

El pink-noise y el 15M. Deleuze, la máquina de guerra nómada en las sociedades no disciplinarias sino de" control", no es más que un sistema caótico en equilibrio dinámico inestable que por su propia naturaleza siempre está al borde del colapso.
+
Los 3 ruidos, que en la teoría científica son 4 estados o niveles de ruido (rojo, rosa, gris y azul; el azul es indiferente del añil).

Los 4 ruidos están asociados a 4 niveles de orden/azar y a sus 4 formas de dominio/control y vida del sistema/organismo.

Sabemos que la Teoría tetralógica, nos marca 4 estadios fenomenológicos que se asocian a 4 estados ontológicos de todo Sistema. Una teoría tanto epistemológica por cuanto habla de 4 formas de la conciencia representativa de la realidad (los sistemas) como ontológica por cuanto define 4 estadios ónticos de una realidad determinista o azarosa. En este momento, tomamos la teoría de Mandelbrot y sus tres (yo añadí una más) naturalezas del azar, en analogía a los 4 estados de la materia (arché): sólido, líquido, gaseoso y de plasma. En el fondo retornamos a la teoría presocrática de los 4 elementos, que el médico Hipócrates reinterpreta como teoría de los 4 humores. Sarcásticamente podríamos decir que el kosmos tiene 4 humores y según cómo lo pilles...así devienen los fenómenos.
Mandelbrot se basa en la nueva estadística no-gaussiana. La de los fenómenos fractales tanto en la Físis como en el Nomos. Así en los tornados como en los crash bursátiles. 
Así en la estructura de los nervios de una hoja, como en las variaciones en los precios de los títulos financieros. Así como se arrugan las costas, y cómo se auto-observan (Luhman y Varela) los sistemas autopoyéticos. Ya sean mercados de inversores, manadas de ñus, bandadas de aves o....multitudes movilizadas por el twitter para manifestarse, acampar o okupar plzas y calles...véase las movilizaciones espontáneas organizadas (smartmobs o movilizaciones tontas) a través del ruido de distintos colores que es distribuido a través de las redes sociales por activistas como la ANC, Omnium, etcetc

Esto enlaza con la teoría estadística de profesor Nassim Taleb y su "cisne negro". Basada o sustentada en el cuadrante estadístico-fenoménico, con su famoso " extremistán".

Además, a mí me gusta pensar en la vinculación de los cuadrantes de Taleb con el lazo tetrade de Mc Luhan. 

Pero lo interesante es ver cómo se religa el enfoque de Taleb al hablar de dos zonas en el cuadrante (mediocristán y extremistán) en su afinidad con la teoria fractal de Mandelbrot sobre dos escuelas estadísticas (gaussiana-normalZ y no-gaussiana de colas gruesas) con el enfoque de Deleuze que habla de " lo estriado" en mediocristán y "lo liso" en extremistán. Lo liso en realidad es definido como lo arrugado y lo agujereado (en términos fractales mandelbrotianos)

 .

Ambos planteamientos, Coinciden, con la tetralogía de la conciencia fenomenológica que traté de desarrollar en el marco de la Historia de la Ciencia y la tecnología:

DE AHÍ, QUE CONSTRUYERA UNA TEORÍA DEL "VALOR" (BASADA EN LA TÉTRADA de la Semiótica desarrollada por Baudrillard), Y POR EXTENSIÓN UNA TEORÍA DEL CAPITAL Y LA UTILIDAD.


Aplicable por delimitación, a Financial Management, a modo de Cuadro de mando que debe implementar sus kpi's. Como herramienta de Control de la gestión y del Análisis del valor en la empresa.


........
Nota a posteriori: los 4 estados ontológicos de Tetralogía trascendental, repartidos en dos Lógicas, podríamos denominarlos genéricamente desde el punto de vista epistémico como:
1.A) Lo orgánico (y el concepto de "límite") 
1.B) Lo mecánico (el concepto de " finitud")
(Salto epistemológico bachelardiano)
2.A) Lo inorgánico (y el concepto "infinito")
2.B) Lo electrónico. (concepto de " ilimitado")

Se corresponderían con 4 modos del pensar matemático:
1.A) La geometría regular, euclidiana y las ecuaciones balanceadas.
1.B) El espacio cartesiano y el álgebra de matrices, junto a la trigonometría.
2.A) El cálculo infinitesimal y la derivadas diferenciales, con los límites y sus indeterminaciones.
2.B) El cálculo de algoritmos y la geometría fractal.






28 octubre, 2017

Diario oficial de un Golpe anunciado


En 2014, la Generalitat de Mas publica el Llibre blanc de la Transició Nacional Catalana (eufemismo del golpe de Estado). Un golpe de Estado, institucionalizado, blanco e impoluto como una patena (cinismo moral que guía el Procés). Diario de estrategia para el golpe del aparato-de-Estado (Generalitat) pagado con presupuesto público... El resto: la máquina de guerra de la multitud en las calles, a golpe de twitter.

rillenri@gmail.com